Leeds sacó importante ventaja

El cuadro inglés derrotó categóricamente a Deportivo La Coruña por 3-0 y espera con tranquilidad la revancha por la Champions League, que se jugará en 15 días más en el estadio Riazor. El actual campeón de la liga española extrañó mucho las ausencias de Donato y Mauro Silva.

04 de Abril de 2001 | 17:36 | DPA
LEEDS, Inglaterra.- Con el entusiasmo de la juventud como mejor arma, el Leeds United dejó en evidencia las carencias del Deportivo La Coruña, el campeón de la poderosa liga española, al que barrió del campo con un 3-0 en partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Exhibiendo un juego pujante en el mediocampo y un notable acierto de cara al gol, el conjunto inglés no dejó opción al Deportivo prácticamente desde el primer minuto. En el bando español, se dejaron sentir claramente las ausencias de dos veteranos como Donato y Mauro Silva, jugadores de criterio que hubieran podido dar orden y sentido común a un equipo falto de carácter en esta ocasión.

Mientras Smith se entregaba una y otra vez en la punta de ataque del Leeds a una brega continua y eficaz, el holandés Roy Makaay, único delantero de arranque en el bando español, no tenía ni uno solo de esos pases por velocidad que le gusta perseguir.

Ya al comienzo del partido se hizo manifiesto que la labor del argentino Aldo Duscher como organizador en lugar de Mauro Silva no resultaría satisfactoria. Dacourt y Batty se adueñaron del centro del campo y empezaron a nutrir de balones a sus delanteros.

Tras varias ocasiones de Smith y el australiano Viduka (un jugador que esta semana reconoció haber sido tocado por el Deportivo en pretemporada), Harte consiguió por fin abrir el marcador (m. 26) al sorprender al meta español Molina con un gran saque de falta.

Dacourt y Smith fallaron ocasiones sucesivas en los minutos siguientes, en situaciones de gol claras ante Molina, mientras el Deportivo seguía sin lograr acercamientos de relieve a la meta de Martyn. Al poco de la reanudación, Smith conseguiría al fin aprovechar un error de la defensa deportivista (m. 51) para hacer el primer tanto.

El tercer tanto llegaría no mucho después, a los 66', cuando el defensa Rio Ferdinand culminaría una acertada incorporación ofensiva. Ante esta situación, el técnico español Javier Irureta apostó por buscar una ofensiva desesperada para intentar un gol que haría más factible la remontada una vez de vuelta, en Riazor. Dio entrada a sus otros dos arietes, el uruguayo Walter Pandiani y el argentino Diego Tristán. Pero el Leeds mantuvo la cabeza fría, sabedor de que el resultado le era favorable, y se encerró en torno a su poderosa defensa, cediendo el dominio del balón a su rival y buscando peligrosas contras.

El resultado deja la eliminatoria muy cuesta arriba para el campeón español, que tendrá que fiar una vez más a la magia de su estadio de Riazor una nueva remontada como las que ha conseguido en ocasiones previas en esta Liga de Campeones, pero que esta vez se antoja casi imposible.

LEEDS: Martyn; Harte, Mills, Matteo, Ferdinand; Bowyer, Dacourt, Batty, Kewell (Wilcox, m. 84); Viduka y Smith.

DEPORTIVO: Molina; Manuel Pablo, Naybet, César, Romero; Scaloni, Emerson (Pandiani, m. 72), Duscher (Valerón, m. 54), Djalminha, Fran (Tristán, m. 72); y Makaay.

Goles: 1-0, m. 26: Harte. 2-0, m. 51: Smith. 3-0, m. 66: Ferdinand.
Arbitro: Veissiere (FRA).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores