Lennox Lewis no culpa a la altura de su derrota

El boxeador británico quiso emular a su héroe, Muhammad Alí, pero sólo cosechó una derrota en su visita a Sudáfrica. Ahora intentará recuperar las tres coronas que le quitó el estadounidense Hasim Rahman, para luego seguir pensando en Mike Tyson.

23 de Abril de 2001 | 12:17 | Reuters
JOHANESBURGO.- El nuevo campeón mundial de peso completo Hasim Rahman prometió a los aficionados sudafricanos regresar a ese país para defender las tres coronas que arrebató al británico Lennox Lewis.

Rahman, conocido como "La Roca", se ganó el corazón de los sudafricanos, incluso antes de su impresionante victoria por fuera de combate en el quinto asalto.

El estadounidense visitó centros de enfermos de sida, rezó en las mezquitas y entrenó con boxeadores locales en un gimnasio en un humilde vecindario negro en el centro de Johanesburgo.

El boxeo es el segundo deporte más popular entre la mayoría negra de Sudáfrica y Rahman también dejó impresionada a la prensa que el lunes no escatimó elogios para resaltar su triunfo, que le proporcionó las fajas del Consejo Mundial, la Federación Internacional y la Organización Internacional de Boxeo.

El diario The Star de Johanesburgo tituló "Simplemente el mejor, La Roca manda" para describir la victoria de Rahman, quien llegó como un desconocido y regresa a Estados Unidos cubierto de gloria.

La prensa destacó que Lewis marcó el contraste al mostrarse arrogante. Llegó tarde a las conferencias y subestimó el período de aclimatación a la altura de Johanesburgo, que se encuentra a 1.650 metros sobre el nivel del mar. El pugilista europeo llegó 12 días antes de la pelea para aclimatarse, mientras su retador lo hizo con casi cuatro semanas de anticipación.

"La arrogancia noqueó a Lewis en el quinto asalto", publicó el diario Sowetan, el de mayor circulación nacional con un gran número de lectores entre la población negra.

Lewis pareció estar en control del combate en los dos primeros asaltos, pero a medida que aumentaba el ritmo de la pelea parecía cansado, mientras Rahman lo golpeaba con más confianza.

Cuando ambos boxeadores se trenzaron a golpes en el cuarto asalto, la multitud coreó el nombre de Rahman. Los dos hombres buscaban el gran golpe, pero fue "La Roca" quien finalmente lo encontró directo a la mandíbula de su oponente, aprovechando que éste había bajado la guardia.

Lewis, que descartó a la altura como causa de su derrota, dijo que la razón de pelear en Africa fue por seguir a su héroe Muhammad Alí, quien también sorprendió al mundo cuando noqueó a George Foreman en el octavo asalto en la antigua Zaire en 1974.

Para su desilusión, Lewis terminó como Foreman, menos popular que Alí entre los sudafricano, perdiendo sus coronas en una pelea que todos esperaban que ganaría con comodidad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores