Chile se hace a un lado

Pese contar con un masivo apoyo de la hinchada y no ofrecer un mal partido en la cancha, la Selección Chilena cayó ante Uruguay por 0-1 y apagó aún más la pequeña ilusión de llegar a la Copa del Mundo 2002.

24 de Abril de 2001 | 23:31 | emol.com
SANTIAGO.- Sin jugar un mal partido, la Selección Chilena cayó frente a Uruguay por 1-0 y apagó la tenue luz de esperanza que quedaba en las presentes Eliminatorias, pese a que aún mantiene una chance casi ilógica, además de acabar un impecable registro de sesenta años sin caer de local ante los charrúas en partidos oficiales.

La "Roja" comenzó el partido en forma convicente. Con llegadas de Zamorano y Tello las más de 50 mil personas que asistieron al Nacional se llenaron de ilusión de una victoria que, con el traspié de Colombia en Venezuela, podrían haber dejado a Chile más cerca de la disputa del quinto cupo clasificatorio.

Sin embargo, cuando el reloj marcaba los once minutos, esa esperanza se fue al suelo con el único error grave que cometió la oncena chilena. Un tiro libre de Alvaro Recoba, que logró ser pivoteado por un atacante charrúa, fue impactado por el líbero Ítalo Díaz, quien envió la pelota a la portería de Sergio Vargas al intentar despejar de cabeza.

Chile juega el primer fin de semana de junio con ParaguayEl autogol derrumbó al once local, así como también al partido. La media hora siguiente pasó como si nada, sin llegadas y la pelota rodando sólo en la mediacancha. La presión ejercida por los uruguayos en esa zona fue vital para ahogar a la "Roja" y dejarla encerrada en su lado de la cancha. Tello y Maldonado a veces intentaban por los bordes, porque Estay nunca funcionó en su función creadora por el medio.

En los últimos minutos de la primera etapa Chile volvió a subir su nivel y pisar el área visitante, pero cuando jugaba sus mejores minutos el juez pitó el final de la etapa.

Los cambios eran notoriamente necesarios y así lo entendió el técnico Pedro García. Maldonado ocupó la posición de un nervioso Ítalo Díaz, lejos el más bajo de Chile, quien dejó su cupo en la cancha a Jaime Valdés, mientras que Núñez reemplazó a un pálido Héctor Tapia.

Los piques del "Diablo" Núñez y Osorio por los costados pronto se hicieron comunes en la zona uruguaya, pero de alguna manera estorbaron la función de Tello, quien bajó ostensiblemente su nivel en el complemento. Sus centros usualmente encontraban a algún zaguero charrúa, pero cuando era Zamorano el que ganaba, las manos de Héctor Carini se lucieron. El portero de la Juventus fue un muro imbatible y uno de los responsables del cero uruguayo.

Los uruguayos entendieron que sólo les quedaba mantenerse en posición defensiva y apostar al contragolpe. Lo primero lo lograron eficientemente, pero sus contragolpes encontraron sólida respuesta en Pablo Contreras y Pedro Reyes, además de Maldonado, quienes conformaron una línea eficiente y segura. Cuando fallaron, Sergio Vargas respondió con solidez y sacó adelante su difícil debut con una buena calificación.

Los últimos minutos volvieron a presentar un Chile sin ánimo y agotado tras correr durante casi todo el segundo lapso. Uruguay defendió con la fuerza y energía que lo caracteriza, sumando tres puntos que los dejan a sólo uno de entrar a la zona de clasificados, al menos al repechaje.

Con esta derrota, los números de Chile siguen en rojo y la clasificación al Mundial 2002 es más que remota. La única ciencia que aún da con vida a la "Roja" son las matemáticas, pero esta vez ni si quiera la calculadora da muchas esperanzas.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores