Organizadores garantizan la Copa América en Colombia

Pese al grave atentado ocurrido en Cali, a dos meses del inicio del torneo, las autoridades locales no tienen intenciones de renunciar a ser país sede, sino que esperan doblar los esfuerzos para albergar el campeonato.

06 de Mayo de 2001 | 16:19 | Ansa
CALI, Colombia.- El alcalde de Cali, John Maro Rodríguez, afirmó que "vamos a trabajar todos unidos para sacar adelante la Copa América", tras el grave atentado en un lujoso hotel de esa ciudad, a casi 70 días del inicio del certamen.

"Esto no afectará la imagen de la Copa", afirmó a su vez el presidente del Comité Organizador Local (COL) de la Copa América, Jorge Correa Pastrana, quien calificó de "infeliz coincidencia" el hecho de que el atentado se haya producido con el arribo a Cali de una delegación brasileña.

Brasil, cuya cotizada selección deberá jugar en Cali la fase inicial de la Copa, junto con México, Paraguay y Perú, por el Grupo B, fue mencionado por algunos medios como eventual sede sustituta si Colombia llegara a perder la organización del certamen.

Los rumores circularon después de que en la noche del viernes estalló una bomba en el hotel Torre de Cali, donde funcionaba la Oficina de la Copa América y donde estaba alojado el equipo de Once Caldas, algunos de cuyos miembros sufrieron heridas.

El atentado, un coche-bomba con 80 kilos de explosivos y cuya autoría se desconoce, arrojó 36 heridos, sin muertos, según aclaró el alcalde Rodríguez, pese a informes iniciales que mencionaban cuatro víctimas fatales.

"Desafortunadamente, es una infeliz coincidencia el estallido de la bomba con la avanzada brasileña, y más infeliz porque en ese hotel estaba un equipo de fútbol y porque allí queda una oficina de la Copa América", dijo Correa Pastrana.

En el hotel, una mole de 147 metros de altura y de 43 pisos, también funcionaban oficinas de la Copa Mundo de Ciclismo, que comenzará en Cali en unos días.

Los organismos de inteligencia no descartan que el atentado fuera dirigido a un complejo de la Policía Nacional que está ubicado a pocos metros del lugar. El coche-bomba fue empujado al parqueadero del hotel por dos jovenes que salieron corriendo.

Entre los 36 heridos figuran los jugadores Oscar Echeverry, Jorge Díaz y Arnulfo Valentierra, el técnico Javier Alvarez, el gerente Julián Giraldo y el kinesiólogo Orlando Charry, mientras que el argentino Sergio Galván Rey, delantero de Once Caldas, afirmó que "gracias a Dios estamos vivos".

El plantel acababa de arribar al hotel cuando se produjo la explosión y sus jugadores se dirigían al comedor.

La Federación de Fútbol suspendió el partido que Once Caldas debía jugar hoy ante América de Cali.

Rodríguez aseguró que el hecho no significó "un ataque contra la Copa América", sino que fue "un atentado contra todo el país".

El diario El Tiempo, sin citar fuentes, informó hoy de la llegada mañana a la capital de una comisión de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) que realizará un análisis de la situación en Cali.

Correa Pastrana, que también es el presidente de la Liga Profesional de Fútbol, señaló a la television que "no hemos dialogado con la Confederación (Sudamericana) porque las oficinas en Asunción están cerradas el fin de semana".

Correa reiteró que "el atentado es una señal negativa para la organizacion de la Copa en Cali, pero contamos con el respaldo del gobierno y de la fuerza pública para garantizar el orden", aseguró, aunque admitió que "la noticia (del atentado) es nefasta para Cali".

El gobierno reforzó la seguridad en las calles con mayor presencia policial, además de cámaras de televisión en puntos estratégicos.

Los dirigentes de los cuatro países que tendrán sede en Cali no han hecho ningún pronunciamiento sobre la delicada situación por el clima de inseguridad, a casi 50 días para que comiencen a llegar las selecciones a sus respectivas sedes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores