Duncan vuelve a encumbrar a los Spurs

Otra gran noche del desequilibrante jugador permitió al quinteto de San Antonio ganar "La Batalla de Texas" a los Maverics Dallas y anotar el 2-0 en las semifinales del Oeste en el básquetbol norteamericano.

08 de Mayo de 2001 | 09:30 | EFE
HOUSTON.- El protagonismo y acierto de Tim Duncan permitió a los Spurs de San Antonio superar la ausencia de Derek Anderson, y la expulsión del entrenador, Greg Popovich, para vencer 100-86 a los Mavericks de Dallas en el segundo partido de las semifinales de la Federación Oeste, que dominan 2-0.

Una vez más la figura de Duncan brilló al conseguir 25 puntos, 22 rebotes y seis asistencias para darle a los Spurs todo el potencial que necesitaban ante los Mavericks, que nada pudieron hacer ante la solidez y consistencia del juego de sus rivales.

Derek Anderson será baja al menos tres semanas después de que el alero titular de los Mavericks Juwan Howard le hicieran una entrada fuerte antes de finalizar la primera parte del partido inaugural de la serie que disputan al mejor de siete y sufrió la dislocación del hombro derecho.

El pívot David Robinson fue también pieza clave en el ataque de los Spurs, encestó 18 tantos y capturó siete rebotes, en tanto que el base Terry Porter colaboró con 15 tantos y nueve asistencias.

Los Spurs terminaron el partido con el 44 por ciento de acierto en sus tiros de tres puntos (8 de 18), incluyendo dos del alero Danny Ferry, dos más Daniels y otros dos de Kerr, respectivamente.

Faltando cuatro minutos y 27 segundos del segundo cuarto, Popovich fue expulsado del partido después de protagonizar una fuerte discusión con los árbitros que le costó dos personales seguidas y la expulsión automática, que por fortuna para los Spurs sólo tuvo un efecto negativo pasajero.

Por el ataque de los Mavericks destacó la actuación del escolta Michael Finley que logró 24 puntos, cuatro rebotes y siete asistencias, mientras que el alero alemán Dirk Nowitzki aportó 19 tantos.

La gran frustración para los Mavericks fue Howard, que se encontró con un ambiente hostil toda la noche en el Alamodome para conseguir sólo nueve puntos (2 de 14 tiros de campos y 5 de 6 desde la línea de personal) y capturó 11 rebotes.

Los Mavericks permanecieron en el partido debido a que encestaron 25 de 29 de sus tiros libres, en comparación con los 8 de 12 que acertaron los Spurs, que sólo fueron tres veces a la línea de personal en la primera parte para empatar la marca más baja de toda la historia del equipo en la competición de la fase final.

El tercer partido de la serie esta programado para el próximo miércoles en el Reunion Arena de Dallas, donde también se disputará el cuarto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores