Sampras lucha contra la arcilla

El tenista estadounidense, tras su derrota ante el israelí Harel Levy, señaló que necesita modificar su forma de juego para alcanzar resultados positivos en un un piso que siempre le ha dado dolores de cabeza.

08 de Mayo de 2001 | 12:16 | EFE
ROMA.- El estadounidense Pete Sampras, que este martes cayó ante el israelí Harel Levy por 7-5, 2-6 y 6-4 en la primera ronda del torneo de Roma, reconoció que había pagado su poca adaptación a la tierra batida.

"Ha pasado bastante tiempo desde mi última presencia sobre la tierra batida, pese a lo cual no creo que he jugado muy mal. Comencé mal y volví a hacerlo en el tercer set, donde me encontré enseguida perdiendo. Mi rival me ha sorprendido variando el juego con el servicio y la volea, ha jugado muy bien", dijo el estadounidense.

Sampras, que comentó que seguirá en Europa para preparar Roland Garros y jugará en Hamburgo y Dusseldorf, señaló que no pudo entrenarse antes sobre la tierra batida. "Sufrí una infección dos días antes de Montecarlo, por lo que precisé de unos cinco días para recuperarme", apuntó.

"La preparación sobre la tierra batida es diferente que sobre el resto de superficies. Es necesario correr a lo largo, en lugar de hacer un esprint. Estoy habituado a basar mi juego sobre el servicio, a mandar el partido con la potencia de mis golpes y jugar los puntos de forma más breve. Habría sido bonito llegar a París habiendo jugado muchos más encuentros aquí", apuntó.

Sampras no dudó en reconocer que debe aprender "a ser más paciente", estar detrás y no tener prisa. "Es un proceso mental, que necesito para modificar mi juego sobre la tierra batida. No hay nada a nivel técnico que deba mejorar en cuanto a mis golpes, sólo ser más consciente de la estrategia a adoptar. No debo buscar golpes ganadores, porque sobre esta superficie no es posible".

El estadounidense, asimismo, confesó que en alguna ocasión se ha preguntado si era necesario contratar un entrenador para prepararse expresamente para la tierra batida. "Pero tengo confianza en mi técnico, en las personas que trabajan conmigo", dijo.

Por su parte, Harel Levy dijo que creía "haber jugado el mejor partido" de su carrera. "No ha sido fácil, pues además jugaba contra mi ídolo. Me sentía muy nervioso por ello, por lo que intenté no pensarlo. Sabía que tenía que quitarle el partido de las manos y por ello varié mi juego", añadió.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores