Tenis: Amelie Mauresmo ratifica su buen momento

La jugadora francesa de 21 años derrotó a Jennifer Capriati en la final del Abierto de Alemania, en lo que fue su decimoséptimo partido ganado en esta temporada contra apenas dos derrotas.

13 de Mayo de 2001 | 16:20 | Reuters
BERLIN.- La francesa Amelie Mauresmo confirmó el domingo su buen momento al coronarse campeona del Abierto de Alemania, tras ganar en la final a la estadounidense Jennifer Capriati por 6-4, 2-6 y 6-3.

La atlética jugadora, cuarta cabeza de serie, amplió su récord a 27-2 en lo que va del año, lo que la convierte en la tenista más efectiva entre las participantes del circuito profesional femenino.

Hace tres años, Mauresmo irrumpió exitosamente en la arcilla de Berlín al llegar a la final, después de disputar su participación en un torneo clasificatorio.

Capriati, tercera preclasificada, sólo pudo contener el poderío de la europea en el segundo set, sin embargo, su llegada a la final confirmó que su impresionante retorno a la élite del tenis mundial está lejos de terminarse.

Fue el primer choque entre ambas y estuvo lleno de puntos arduamente disputados con gran nivel de juego.

"Las dos jugamos muy buen tenis. Debe haber sido divertido ver el partido", dijo Mauresmo, quien subió tres lugares hasta el sexto puesto en la clasificación del ranking mundial, que se divulgará el lunes.

Mauresmo, de 21 años, jugó agresivamente desde el fondo de la cancha, en tanto que la estadounidense lograba arrancarle algunos puntos, rompiéndole el servicio en el cuarto y séptimo juego del segundo set.

Pero Mauresmo recuperó terreno en el tercero sacando una ventaja de 2-1 ante una Capriati que se resistía a caer, sobreviviendo dos puntos de partido (match point) cuando iba 5-2.

En el siguiente juego la francesa recibió otra posibilidad de match point y la aprovechó lanzando un golpe largo de derecha para sellar su victoria tras casi dos horas de ardua y constante competencia.

"El marcador no refleja exactamente lo disputado del encuentro", dijo Capriati.

"Yo sentía que estaba jugando realmente bien, pero ella (Mauresmo) es increíble. Fue un partido muy disputado, agotador y muy variado porque tuvo un poco de todo", agregó.

Mauresmo ya había impresionado con su juego en las semifinales cuando eliminó a la número uno del mundo, la suiza Martina Hingis.

Esa victoria tuvo sabor de venganza para la francesa, quien había ganado tres títulos consecutivos antes de caer frente a Hingis en las semifinales del torneo de Charleston, en el estado norteamericano de Carolina del Norte, el mes pasado.

Por la campaña realizada en la capital alemana, ahora es considerada una de las grandes favoritas para el Abierto de Francia, que empieza el 28 de mayo.

"Ahora me siente muy fuerte y confiada porque sé que mi nivel de juego me permite competir con las grandes jugadoras como Hingis y Capriati", dijo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores