Bayern Münich celebra el tricampeonato

Un agónico empate en Hamburgo (1-1) permitió al equipo rojo ganar el decimoséptimo título local de su historia, luego de sumar el punto suficiente para aventajar al Schalke en la última fecha del fútbol alemán.

19 de Mayo de 2001 | 16:11 | DPA
HAMBURGO.- El Bayern Münich se proclamó hoy campeón del fútbol alemán por tercera vez consecutiva, al empatar 1-1 frente al Hamburgo en el último partido de la temporada.

El Schalke terminó en segundo lugar tras ganar al Unterhaching por 5-3. El Unterhaching baja a segunda, acompañanando al Bochum y Eintracht Francfort.

Sólo quince segundos separaron al Bayern Münich, que hoy consiguió su título de campeón alemán numero 17, del infierno y de la gloria, ya que ese fue el tiempo entre el gol del empate del sueco Patrik Andersson de tiro libre indirecto y el final del partido, que sorprendió al presidente del Bayern, Franz Beckenbauer dando saltos de alegría en la tribuna de honor del Volksparkstadion de Hamburgo, repleto con algo más de 54.000 espectadores.

En el minuto 90 fue justamente el bosnio Sergei Barbarez el que por poco echa por tierra las aspiraciones del Bayern, ya que en vista de la victoria del Schalke frente al Unterhaching, en Hamburgo sólo bastaba una empate.

Pero Barbarez despertó al Bayern, que se lanzó con once hombre al ataque y consiguió un tiro libre indirecto que se coló en las mallas de la puerta del Hamburgo. La falta fue señalada al recoger el portero del Hamburgo con las manos una devolución de un defensor.

El gol del Bayern sumió en una profunda tristeza a los 65.000 espectadores presentes en el Parkstadion de Gelsenkirchen, donde el Schalke ya sólo esperaba que en Hamburgo terminara el partido para comenzar los festejos. Habría sido el primer título del Schalke en 43 años.

Sin embargo, el equipo azul tiene ocasión de ganar un título el sábado próximo, cuando en la final de la Copa Alemana se enfrentará en Berlín al tercera división Union Berlín, que en la próxima temporada ya jugará en segunda, puesto que logró el ascenso.

Fue este uno de los más emocionantes campeonatos alemanes de los últimos años, ya que el campeón y el tercer descendido se definieron en los últimos segundos y ahora el Bayern Münich tiene la gran oportunidad de conseguir el miércoles próximo la Liga de Campeones de Europa, cuando se enfrente en Milán al Valencia.

"Fue un premio justo a nuestro trabajo de toda la temporada. Pero, fue una temporada con muchos sufrimientos", dijo Ottmar Hitzfeld, entrenador del Bayern.

Pero más sufrió el Schalke, que tuvo que remontar un 2-0 desfavorable y luego un 3-2 frente el Unterhaching, y terminó haciendo lo que debía. Ganó el partido, pero el triunfo no le valió de nada, porque el campeonato se definió en Hamburgo.

Uno de los goles del Schalke fue conseguido por el danés Ebbe Sand, por lo que junto a Barbarez encabeza al término del campeonato la tabla de goleadores, con 22 goles. Les sigue el peruano Claudio Pizarro, del Bremen, con 19. Y con 15 están empatados Giovane Elber, del Bayern Münich, Oliver Neuville, del Bayer Leverkusen, y Michael Preetz, del Hertha Berlín.

De nada le valió al Unterhaching pegarle el gran susto al Schalke, ya que en la cuenta final quedó en el lugar 16 de la tabla de posiciones y con ello regresa a segunda tras dos temporadas en primera, complentando el trío junto con Bochum y Eintracht Francfort.

El Eintracht cerró la temporada con una victoria sobre el Stuttgart por 2-1, al tiempo que el Bochum perdió su último partido en primera ante el Bayer Leverkusen por 1-0, por lo que el Leverkusen se aseguró un lugar en el próxima Liga de Campeones, al igual que el Borussia Dortmund, que sólo consiguió de local un 3-3 frente al recién ascendido Colonia, ante la decepción de sus 68.000 seguidores.

Uno de los goles del Colonia fue un marcado en propia puerta por Dede, que intentó devolver una pelota a su portero Jens Lehmann, que se encontraba muy adelantado. El recién ascendido Colonia jugó una gran temporada y terminó en el décimo lugar de la tabla.

El modesto Friburgo, dando cuenta una vez más de que se puede jugar buen fútbol con escasos medios y con trabajo constante, le ganó por 4-1 al Wolfsburgo y se clasificó para la Copa de la UEFA, igual que el Hertha Berlín, que se impuso de visitante al Kaiserslautern, con un gol del brasileño Alex Alves.

A pesar de la victoria por 3-0 del Bremen sobre el Hansa Rostock, con goles del brasileño Ailton, el yugoslavo Mladec Krstajic y Frank Baumann, este equipo sólo consiguió un lugar en el torneo UI-Cup, clasificatorio para la Copa de la UEFA.

El peruano Claudio Pizarro, que en los próximos días decidirá si se queda en Bremen, no tuvo hoy una actuación feliz y además de no marcar, fue expulsado por doble amonestación cuando faltaba un minuto para la finalización del partido.

El recién ascendido Cottbus le ganó de vistante al Münich 1860 por 1-0 y se salvó del descenso por méritos propios, ya que al mismo tiempo el Unterhacning perdía ante el Schalke.

Al término de la temporada númerto 38 de la Bundesliga y los 306 partidos, un total de 9.063.662 espectadores acudieron a los estadios alemanes. El que más público atrajo fue el Borussia Dortmund, con un total de 1.043.001 espectadores, lo que indica una media de 61.353 por partido, frente a los 50.000 calculados.

En segundo lugar está el Bayern Múnich, con 841.976 espectadores y una media de 49.528 por partido, frente a 44.000 calculados.

El que menos público atrajo fue el Unterhaching, con 153.357 espectadores, con una media de 9.021 frente a 10.000 calculados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores