Confusa explicación de Cardemil a los incidentes de Ríos en Roma

El preparador físico del tenista chileno reiteró esta tarde que la verdadera versión de los hechos es la que los deja como víctimas de agresiones de parte de la policía italiana, aunque las pruebas nunca aparecieron.

23 de Mayo de 2001 | 19:11 | emol.com
SANTIAGO.- Poniéndose en la jerga tenística, la conferencia de prensa en la que el preparador físico Carlos Cardemil pretendió aclarar los incidentes en que se vio involucrado junto al tenista Marcelo Ríos en Roma hace dos semanas se jugó en esas canchas en que no quedan las marcas y donde las pelotas dudosas abundan.

Cardemil, acompañado por Jorge Ríos, padre del jugador, discurseó sobre las confusas razones que darían un vuelco a la supuesta agresión de Ríos a la policía italiana, que motivó incluso una demanda de parte de los carabinieri.

Si vamos cronológicamente, los personajes de esta historia dijeron desconocer, por ejemplo, por qué la ATP multó a Ríos con diez mil dólares, por una "conducta antideportiva" durante la fiesta del Masters Series. Según el preparador físico, no vio jamás a Ríos en una actitud provocadora, "estuvo harto rato hablando con (el marroquí Hicham) Arazi, nos tomamos un par de cervezas, pero nada más". Obviamente, negó las versiones de que alguien del grupo se habría puesto "cariñoso" con la modelo argentina Valeria Mazza, presente en el festín.

La confusión continuó a la salida, porque Cardemil afirmó que el relacionador público de la ATP, Benito Pérez Barbadillo, el tenista Alex Calatrava, el técnico Luis Lobo, el jugador y él subieron a un taxi, pero el conductor "nos dijo en un italiano incomprensible que sólo dos podíamos ir con él. Era de edad, así que aunque alegamos un poco, le hicimos caso. En ese forcejeo por intentar bajarnos, le pasamos a llevar el respaldo con las rodillas, se quejó, lo escucharon unos policías que estaban cerca y ahí empezó todo".

Si la versión oficial es que Ríos golpeó a los carabinieri, la versión del adiestrador es distinta: "Nos obligaron a ponernos de rodillas y cuando le preguntamos por qué nos pegaron. De ahí nos llevaron a la comisaría. A Marcelo se lo llevaron al segundo piso y volvió con la boca rota".

Aquí viene lo incontestable, porque Cardemil y Ríos padre juran que llegaron a un acuerdo con la policía para no levantar cargos. De hecho, los mismos agentes los llevaron al hotel.

Pero al día siguiente, la policía los demandó.

"Esa ruptura del acuerdo es la que me motivó a hablar", dijo el preparador físico, mientras Ríos padre afirmó que "aunque ya han pasado dos semanas y el tema se ha olvidado para la prensa, la familia no lo ha olvidado".

Jorge Ríos concluyó su intervención asegurando que estudiará acciones legales, "aunque es muy difícil ir contra la palabra de la policía".

No hubo las mencionadas fotos en que Ríos aparecía golpeado, aunque Cardemil concluyó que cuando viajó a España fue al médico, quien le constató lesiones en la cadera, la que no tardó en fotografiar. Sin embargo, las fotos tampoco aparecieron.

Es muy probable que estén debajo de tanto enredo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores