NBA: O´Neal sólo piensa en barrer con los Spurs

La estrella de Los Angeles Lakers todavía recuerda cuando el quinteto de San Antonio los aplastó en los playoffs de 1999, y lo único que quiere es vengar esa derrota. Ha avanzado bastante, pero este viernes debe confirmarlo en el tercer encuentro de la serie a siete.

24 de Mayo de 2001 | 15:45 | France Presse
LOS ANGELES.- El centro Shaquille O'Neal es, probablemente, el jugador de Los Angeles Lakers que más deseos tiene de ganar a los San Antonio Spurs la serie por el título de la Conferencia Oeste de la NBA.

El gigante angelino no olvida el bochorno de la temporada de 1999, cuando los Spurs aplastaron a los Lakers en los playoffs de primera ronda, y la única forma que tiene para desquitarse es lograr una barrida humillante en los primeros cuatro partidos de la serie al mejor de siete.

Los Lakers ya tienen dos triunfos en sendos encuentros jugados en San Antonio, y ahora tratarán de completar su obra, cuando enfrenten este viernes a sus rivales texanos para el tercer choque, y el domingo para el cuarto, ambos en el Staples Center de Los Angeles.

La tropa de Phil Jackson ha ganado 9 juegos de playoffs en forma seguida, y llevan 17 triunfos al hilo, desde la última parte de la temporada regular. Los Lakers están a sólo tres victorias de la mayor racha ganadora lograda por un equipo de NBA en postemporada, que poseen precisamente los Spurs.

"Esos asuntos de estadísticas no me importan. No estamos jugando para hacer historia, sino para ganar el partido que nos toca cada vez y acabar con ellos lo más rápido posible", dijo O´Neal en medio de una práctica del equipo en el gimnasio de la localidad de El Segundo, al este de Los Angeles.

De hecho, los nueve triunfos consecutivos en playoffs es una marca para respetar pues hasta la fecha sólo otros dos equipos han logrado esa cifra: los Chicago Bulls de Michael Jordan, en 1996, y los Lakers de Kareem Abdul Jabbar en 1982.

Bajo la batuta de O'Neil y Kobe Bryant, los Lakers sacaron dos triunfos del Alamodome de San Antonio, frente al mejor equipo de la temporada, con pizarras de 104-90 y 88-81.

"La historia no se escribe hasta que se hace", dice muy convencido el base Derek Fisher, un hombre cuyo aporte ha sido vital para complementar las acciones de O'Neil y Bryant.

Una ofensiva constante, agresiva defensa y juego parejo de todos sus jugadores de banca, son las causales para que los Lakers hoy se presenten como amplios favoritos para revalidar el título que se llevaron el pasado año, en la primera temporada de Jackson al frente del quinteto.

En esta postemporada los Lakers son el equipo que más puntos anota por juego (103,2) y figuran en el tercer lugar de los que menos permiten (91,9). Igualmente encabezan el rebote, con 536 balones capturados bajo las tablas, seis más que Filadelfia.

La magnitud de los triunfos angelinos contra San Antonio podría medirse por las estadísticas de los Spurs. La franquicia texana es, pese a los dos descalabros, el conjunto que menos puntos permite por choque (88,5), el que más bajo promedio de efectividad en tiros de campo concede a sus rivales (.398) y el de más alto porcentaje en tiros de tres puntos (.400).

En la serie contra los Lakers el talón de Aquiles de los Spurs ha sido el apartado del rebote, principalmente en defensa, donde O'Neal, Horace Grant, Bryant y compañía han superado la altura de las 'Torres Gemelas', Tim Duncan y David Robinson.

"¿Que pasaría si ahora, en su propia casa, viramos la película y ganamos dos partidos? Será algo grande, para disfrutar mucho tiempo y, créanme, podemos hacerlo", comentó el pequeño base organizador Avery Johnson, un veterano de los Spurs que se coronaron en 1999.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores