F-1: ¿Salida manual o automática?

Lo estrecho del circuito del GP de Mónaco podría provocar un accidente de proporciones si el sistema automático de los monoplazas vuelve a fallar como sucedió en Austria. Es por esto que la FIA programó un simulacro de salida en la misma pista de callejera, con la intención que los pilotos decidan en el mismo campo la opción a seguir el domingo.

25 de Mayo de 2001 | 14:14 | EFE
MONTECARLO.- El regreso de la electrónica a la Fórmula Uno y los continuos fallos en el momento de darse la salida -cuatro coches se quedaron clavados hace trece días en Austria-, han provocado un dilema para el Gran Premio de Mónaco, que se disputa este fin de semana, en el que las escuderías se encuentran con el dilema de optar por el sistema manual o el automático.

El sistema automático consiste en que el piloto suelta un botón en el momento de darse la salida y sólo tiene que pisar el acelerador, ya que un programa informático se encarga de seleccionar las marchas y evitar que las ruedas patinen, y de bajarlas cuando se llega a la primera curva, mientras que en el manual es el piloto el que realiza todas estas funciones.

El gran problema es que en Mónaco, si se quedara un coche parado en la salida, no habría prácticamente espacio para evitarlo, al estar la pista delimitada por los railes de seguridad, y se podría producir un accidente colectivo de grandes proporciones.

Por un momento se pensó en dar la salida lanzada tras el coche de seguridad, pero esta solución ha quedado descartada y ni siquiera se planteó en la reunión de pilotos del jueves, así que la única solución es elegir entre el sistema automático o el manual, para evitar que el coche se quede parado en el momento de la salida.

El colombiano Juan Pablo Montoya es un firme partidario de utilizar la salida automática. "Confío plenamente en ella. Nuestro sistema funciona muy bien y no nos ha dado problemas. Yo la voy a utilizar y como se ha podido ver ha sido una gran ventaja en las dos últimas carreras", dijo.

La escudería Jordan, cuyos dos coches, pilotados por el italiano Jarno Trulli y el alemán Heinz-Harald Frentzen, se quedaron en la salida del Gran Premio de Austria, ha manifestado antes del inicio de los entrenamientos libres que no lo utilizarían para evitar problemas. Es más, en uno de los ensayos el coche de Frentzen volvió a calar el motor.

Los pilotos de McLaren-Mercedes, el finlandés Mika Hakkinen y el británico David Coulthard, aunque ambos se han quedado clavados en una ocasión, también son partidarios de utilizarlo, al igual que los de Ferrari, el alemán Michael Schumacher y el brasileño Rubens Barrichello, aunque hasta ahora no haya sido contraria a sus intereses.

Otros se muestran indecisos. Los dos pilotos españoles, el asturiano Fernando Alonso (Minardi) y el catalán Pedro de la Rosa (Jaguar), son partidarios de utilizarla y que cada cual haga lo que crea conveniente, pero en lo que todos los pilotos están de acuerdo, es con la magnífica idea que ha tenido la FIA de autorizar a los pilotos a efectuar un simulacro de salida, una vez terminadas las sesiones de entrenamientos.

Uno de los problemas encontrados en Austria y que provocó los fallos en la salida, fue el que los simulacros, como en otros circuitos, se realizan a la salida de la calle de boxes, donde el asfalto se encuentra en distintas condiciones al que luego va a haber en la línea de salida, con lo que el programa informático actúa de manera anómala.

Esta decisión de la FIA ha sido muy bien acogida por pilotos e ingenieros de la Fórmula Uno, que esperan que esta decisión, inicialmente tomada sólo para este Gran Premio de Mónaco, en razón de que lo estrecho de la calle de boxes impide hacer estas prácticas, se mantenga en el resto de los circuitos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores