River cumplió 100 años y los festejaron miles de personas

Durante el recorrido de la caravana de simpatizantes de "los millonarios" -para sus adeptos- o "las gallinas" -para sus detractores-, se hizo una escala en el Obelisco, centro neurálgico de Buenos Aires donde se agrupan los argentinos para festejar logros políticos o deportivos.

25 de Mayo de 2001 | 20:37 | ANSA
BUENOS AIRES.- Unas 70.000 personas festejaron hoy por las calles de Buenos Aires, vestidos de rojo y blanco, el centenario de River Plate, el club que más títulos locales ganó en el fútbol profesional de Argentina y una de las escuelas del fútbol lírico sudamericano.

Durante el recorrido de la caravana de simpatizantes de "los millonarios" -para sus adeptos- o "las gallinas" -para sus detractores-, se hizo una escala en el Obelisco, centro neurálgico de Buenos Aires donde se agrupan los argentinos para festejar logros políticos o deportivos.

Los hinchas desplegaron a lo largo de todo el trayecto una bandera de mil metros por 4,5 de ancho, que luego también fue ingresada al estadio, ubicado en el barrio de Nuñez, en el norte de la capital argentina.

Los miles de aficionados llegaron al Estadio Monumental a las 17 locales (20 GMT).

Muchos ingresaron para ver el enfrentamiento amistoso entre River y Peñarol de Montevideo (0 a 0), otros se quedaron a palpitar la fiesta desde afuera y algunos más regresaron a sus casas, felices por haber tomado parte de este gran festejo del club más ganador en títulos (29) y partidos en el fútbol argentino (1431).

Otro protagonista de la fiesta riverplatense fue el archirrival Boca Juniors, equipo que tiene la "paternidad" sobre el centenario club, ya que fue insultado casi a la par de los gritos de "River campeón...".

La historia dice que el 25 de mayo de 1901, en la avenida Almirante Brown al 900 -en el barrio de la Boca, precisamente su tradicional rival-, River Plate nació de la unión de La Rosales y Santa Rosa. El nombre fue tomado de una inscripción de una caja del puerto.

Pasaron siete años y River -el 27 de diciembre de 1908- consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino, tras golear a Racing por 7-0, en la cancha de Gimnasia y Esgrima.

El primer sueño estaba cumplido, pero el club quería más y más, ambición que se acrecentó con el transcurrir de los años.

El segundo objetivo, tal vez aún más importante, llegó el 9 de enero de 1921, cuando tras vencer por 2-0 a Quilmes, logró su primer título. La tan soñada vuelta olímpica era ya una realidad.

Casi de la mano con el primer campeonato llegó -en 1923- el cambio de cancha hacia la acomodada zona norte de la ciudad, más precisamente a la avenida Alvear y Tagle, uno de los barrios más bonitos y exclusivos de Buenos Aires.

Ya instalados en el profesionalismo, los dirigentes de River le pagaron en 1931 a Sportivo Buenos Aires 10.000 pesos (imposible determinar el equivalente a moneda actual) por el pase del wing derecho Carlos Desiderio Peucelle (quien brillara en el Mundial de Uruguay de 1930 con la camiseta del seleccionado argentino, que finalizó en la segunda posición) y por tal motivo se ganaron ese apodo de "millonarios".

Tal vez en honor a ese apodo y porque ya la cancha de Alvear y Tagle le quedaba chica, Antonio Liberti, el presidente del club por ese entonces, firmó el boleto de compra de una enorme parcela ribereña ocupada por desperdicios, basura e indigentes, y en 1938 construyó el estadio Monumental de Núñez.

El juego de River Plate, ofensivo y vistoso, tuvo su explosión en la década del '40, con una delantera ganadora que quedó en la historia integrada por José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Félix Loustau, Carlos Muñoz y Angel Labruna, éste último el máximo ídolo de la institución.

Les decían "La Máquina" y eran tan buenos que del fútbol de ellos se nutrió nada menos que Alfredo Di Stéfano.

Es el club en el que brillaron también Bernabé Ferreira, Amadeo Carrizo, Ubaldo Fillol, Norberto Alonso, Mario Kempes, Enzo Francescoli, Ramón Díaz, Daniel Passarella y Hernán Crespo y en el que hoy deleitan con sus gambetas y volumen de fútbol a los hinchas Ariel Ortega y Javier Saviola, la gran promesa del fútbol argentino.

En las vitrinas "millonarias" están los trofeos de los 29 torneos locales ganados, las dos Copas Libertadores de América (1986 y 1996), la Intercontinental obtenida en Tokio a fines de 1986, la Interamericana en 1987 y la Supercopa de 1997.

En 1975, tras 18 años de sequía de títulos -que le valieron el despectivo mote de "las gallinas"- River consiguió, con un equipo de amateurs (ya que en la última fecha del torneo los profesionales estaban en huelga) volver a la senda de la vuelta olímpica.

Allí inauguró una fulgurante racha ganadora -coronada en 1986 con la copa Intercontinental- y cerró el segundo milenio de la mejor manera posible: con un nuevo campeonato (el 29 de su historia en el ámbito local), el torneo Clausura 2000.

Para alimentar la rivalidad Boca Juniors publicó una solicitada para felicitar el centenario de River "para continuar con la pasión", pero recordando en una posdata que el clásico rival es actual campeón argentino, de América y del mundo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores