Roma prepara la fiesta

Pese a igualar 1-1 con el Milán, el empate de la Lazio (con Marcelo Salas) ante el Inter (1-1) permitió mantener la diferencia entre ambos a sólo dos fechas del final del torneo italiano.

27 de Mayo de 2001 | 18:40 | Ansa
ROMA.- Un golazo de Vincenzo Montella que le dio el empate 1-1 ante Milan y otro agónico empate también 1-1 de Inter ante Lazio, dejaron hoy a Roma a las puertas del campeonato de fútbol de Italia a sólo dos fechas del final.

Montella ratificó su condición de hombre clave de Roma en el tramo final del campeonato pues su ingreso en el segundo tiempo avivó el ataque de su equipo y un espléndido remate suyo a los 64' dio el merecido empate al equipo de Fabio Capello.

Los 80.000 hinchas casi todos de Roma que colmaron el Estadio Olímpico estallaron igualmente sobre el final del cotejo, cuando el francés Stephan Dalmat, habilitado por el uruguayo Alvaro Recoba, dio el empate a Inter frente a Lazio.

Así, Roma tiene ahora 71 puntos, contra 67 de Juventus, que ganó 1-0 a Perugia y es el nuevo escolta, y 66 de Lazio.

"Ahora hay que ganale al Napoli o al Parma y seremos campeones", afirmó el presidente de Roma, Franco Sensi.

Montella, que a comienzos de temporada había discutido duramente con Gabriel Batistuta para quedarse con la camiseta número 9 de Roma, sumó el gol de hoy a los otros ocho conseguidos en la segunda fase del torneo contra Vicenza, Brescia (2), Verona (2), Perugia, Udinese y Atalanta, claves ante la baja en el rendimiento del cañonero argentino.

El empate llegó tras un partido dramático, en el que Roma dominó netamente en la primera etapa. Pero Roma, que se salvó a los 34' ante una mala definición del ucraniano Andrei Shevchenko, quedó en desventaja al final de la etapa cuando Francesco Coco anotó de cabeza un tiro libre ejecutado desde la izquierda por el brasileño Serginho.

Montella ingresó desde el primer minuto del complemento por Marco Delvecchio y dio mayor fluidez y creatividad a la maniobra de Roma -hasta entonces torpe y repetitiva-, consiguiendo el empate a los 65' con un balón colocado con exquisitez a espaldas del arquero Sebastián Rossi (había malogrado poco antes otra excelente oportunidad, golpeando un palo).

El trámite se había vuelto muy nervioso, con la expulsión del georgiano Kaja Kaladze (Milan) y el francés Vincent Candela (Roma) a los 55', y el equipo rojinegro terminó el partido con nueve hombres porque también Serginho fue mandado a las duchas antes del tiempo (66') por insultar al árbitro.

En Roma jugaron Batistuta -otra pobre actuación, sólo una vez con un cabezazo fallido (60') llevó peligro a Rossi- y su compatriota Walter Samuel y los brasileños Cafú, Antonio Carlos y Marcos Assuncao y en Milán lo hicieron, además de Serginho, el brasileño Roque Junior y el argentino Andrés Guglielminpietro, sustituído a los 80' por su compatriota José Antonio Chamot.

En el campo neutral de Bari, Lazio, que iba ganando 1-0 y cuando Roma estaba en desventaja había llegado a colocarse a dos puntos del líder, terminó regalando un partido en cuyo primer tiempo dominó de manera apabullante, hasta el extremo de crear diez netas situaciones de gol al arco de Inter, pero debió conformarse con un solo tanto, marcado por el argentino Hernán Crespo de cabeza a los 41'.

En la etapa complementaria, esta impotencia de Lazio para definir el cotejo adquirió mayor consistencia y el castigo le llegó a los 92', cuando el francés Dalmat despidió un remate inatajable para el arquero Angelo Peruzzi.

En Lazio, además de Crespo, jugaron los argentinos Juan Sebastián Veron, Diego Simeone (un cabezazo suyo pegó en el travesaño a los 8') y Claudio López, reemplazado a los 58' por el chileno Marcelo Salas, y en Inter lo hicieron el argentino Javier Zanetti y, desde los 62', el citado Recoba.

Juventus, con su victoria 1-0 contra Perugia, conserva todavía tenues esperanzas de un doble e improbable traspié de Roma: con los uruguayos Paolo Montero y Fabián O'Neill (entró a los 65' y fue amonestado) y el brasileño Athirson (salió a los 79') salió airoso gracias al gol que señaló a los 55' el francoargentino David Trezeguet, su mejor figura.

En la disputa por evitar el descenso, donde hay todavía hay que asignar tres plazas, Udinese (35 puntos), Vicenza, Lecce y Reggina (33), Nápoli (32) y Verona (31) se preparan para un sprint final que será altamente dramático, dada la evidente paridad -evidenciada hoy- entre los seis equipos en lucha.

Verona, al que todos daban por virtualmente despachado, logró imponerse con un resultado de otro deporte (5-4) a Bologna: los goles del vencedor fueron marcados por Emiliano Salvetti (3'), el brasileño Adailton (37 y 50'), Giulio Falcone en contra (44') y Massimo Oddo (72' penal), mientras el visitante marcó con Renato Olive (2') y Roberto Signori (62, 69' y 90').

Lecce quedó en una situación muy delicada tras caer frente a Parma (2-1). Parma, que contó con el argentino Néstor Sensini y el brasileño Junior, anotó a través del yugoslavo Savo Milosevic (62') y el camerunés Patrick Mboma (82').

Brescia quedó matemáticamente a salvo de cualquier amenaza de perder la categoría tras derrotar 2-1 a Vicenza: marcaron Dario Hubner (8' de penal) y Jonathan Baccini (44'), mientras que Gianluca Comotto anotó a los 86' para Vicenza, que a los 11' sufrió la expulsión de Lamberto Zauli.

Udinese y Nápoli igualaron 0-0, en un cotejo en el que fue gran figura el atacante brasileño Edmundo, quien en varias ocasiones estuvo a punto de quebrar al arquero udinés Luigi Turci.

Reggina ganó tres puntos de oro al vencer 1-0 al condenado Bari con gol del chileno Jorge Vargas a los 50', mientras que Fiorentina y Atalanta igualaron 1-1 (Nuño Gomes de cabeza a los 13' y Cristiano Doni a los 22').
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores