Zuleta: "A Massú le afecta demasiado lo que dicen de él"

A exactos tres meses del repechaje por el Grupo Mundial de Copa Davis, el capitán chileno dice sentirse "ocupado" en sacar a los tres principales tenistas nacionales de la crisis que viven en el circuito. "Menos mal que la crisis pasó ahora que todavía tenemos tiempo", dice Leonardo Zuleta.

14 de Junio de 2001 | 11:28 | Patricio Corvalán C., emol.com
SANTIAGO.- A Leonardo Zuleta, el capitán chileno de Copa Davis, no le gusta enterarse de lo que la prensa dice de él y tampoco le gusta el azúcar. Al menos eso es lo que dice mientras pide un té para hablar del complicado momento que viven sus pupilos a tres meses del enfrentamiento con Eslovaquia, por un cupo para el Grupo Mundial del máximo torneo por equipos.

Sin embargo, aunque no lo reconozca, tiene retenido cada detalle de cada entrevista que le ha tocado dar en su cargo -como se le escapa en sus respuestas- y más encima traga el té con cuatro pastillitas de nutrasweet y se come las relajantes galletitas que le sirven en un platillo.

Todo muy lento. A Zuleta le gusta la charla, de vez en cuando se acaricia los mostachos y se larga a explicar -sin dejar de lado los chilenismos- que la crisis en la que están sumidos Marcelo Ríos, Nicolás Massú y Fernando González no pudo pasar en mejor momento.

-Sus tres cartas para ganarle a Eslovaquia están pasando quizás por el momento más bajo de sus carreras, ¿esto no le preocupa?

-Yo sólo me ocupo de las cosas, porque así les encuentro solución. Que haya una crisis ahora es bueno, porque los tenistas se replantean temas que antes estaban escondidos y eso si se hace con tiempo se resuelve. De los tres casos que nombras, te descarto a Fernando González. El estaba en crisis, dejó a su entrenador y ahora está subiendo su juego otra vez. Ya se las bate solo.

-Pero los otros dos casos sí que son complicados.

-Mucho se habla de que a Nicolás Massú le falta trabajo sicológico, pero no es cierto. El se ha preocupado de ese aspecto desde los once años, pero donde creo que falla es en tomar tanto en cuenta el qué dirán.

-O sea, la culpa la tiene la prensa...

-No, la tiene él. Si yo tengo un norte claro, me da lo mismo lo que pongas en tu entrevista, pero al Nico eso le afecta. Está pendiente lo que dice su familia, los diarios, los otros tenistas y eso lo desenfoca. Mientras más me preocupo de lo que digan por los resultados, más me presiono y dejo de lado el proceso. Nicolás deja de lado el presente, y se queda en un limbo que le impide darse cuenta de que ganar no es vencer a un rival sino jugar, dar lo máximo.

-Massú ahora no lo está haciendo y para peor está perdiendo con jugadores discretísimos, como le pasó en los dos recientes challengers.

Según Zuleta, Massú necesita andar siempre con un entrenador-Nicolás no debería jugar esos torneos. "Pero mire, lo que pasa es que así gano puntitos", me dice. ¡Pero él no está para ganar puntitos sino para ser top 5! No hay nada que me moleste más que cuando le pregunto qué tal le tocó el cuadro de un torneo x y me dice "Mal, profe, me toca con Ferrero...". No, pos, cabro, eso es bueno, es el ideal. Lo mejor es jugar con un tremendo jugador.

-Parecido a lo que ha sido el mal eterno del deportista chileno.

-Exactamente. Cuando tú le preguntas a un tenista argentino cómo está te dice "bárbaro". O sea, más que muy bien... ¡Bárbaro! Nos falta positivismo.

-Pero ese es un trabajo sicológico, entonces eso le hace falta a Massú.

-A Nicolás le hace falta un entrenador. El siempre tiene que estar con uno.

-¿Con usted?

-No, yo ya no puedo. Tengo contrato con Philippe Harboe y soy parte de una empresa que quiere llevarlo a nivel internacional. Yo podría asesorar al Nico, ser parte de un grupo que le diga cómo venderse ante la prensa, cómo vestirse, como moverse...

-Algo más que un entrenador, parece.

-Un equipo, en realidad.

-¿Quién debería entrenarlo?

-Ojalá alguien que lo conozca, que hable el idioma. Hay un chileno por ahí que me gustaría, pero no te voy a dar el nombre.

-¿Patricio Rodríguez?

-No te voy a dar el nombre.

"EL 'CHINO' ANDA SIEMPRE ALEGRE"

En una servilleta, el capitán traza líneas que en su boca y en su cabeza se traducen en la planificación para enfrentar en septiembre a Eslovaquia. "Si tenemos presidente en el tenis, al día siguiente tiene en su escritorio la carpeta con el proyecto".

-Usted quiere hacer un torneo a nivel nacional para elegir al cuarto integrante del equipo, ¿cree que tiene tiempo para hacerlo?

-Pero hombre, tengo tres meses y ya estoy cerrando el tema de auspicios para hacer un "Carrera a la Davis" en el que jueguen incluso los juniors. Sería un campeonato por todo Chile y las semifinales y final serían en Santiago, a cinco sets... Ojalá llegara un junior.

-¿Por qué quiere incorporarlos como sparring?

-Para presionar a los consagrados. Así se dan cuenta de que les puede salir gente al camino.

-¿A Ríos le puede salir gente al camino?

-Estoy hablando del futuro. Es mejor que se entrenen así que entre ellos mismos, para no despertar rivalidades.

-¿Cómo se maneja Marcelo Ríos en ese tema?

-Ufff, el "Chino" es lo más relajado que hay, llega a mi lado y me dice "ya pos, profe, vamos a jugar, poh". Anda alegre todo el día.

-O sea con él no hay problema sicológicos.

-¿Con Ríos? El nació con una concentración de gladiador, que es lo que le falta al resto. Entiendo que en estos momentos está trabajando ese aspecto con un especialista en Estados Unidos, así que no me preocupa. El tema es el físico.

-Para eso, el tenista va a estar parado cinco semanas.

-Sí, es lo que necesita. Recién hablé con (el preparador físico del equipo, Carlos) Cardemil y me dijo que el "Chino" sigue con problemas de descompensaciones físicas. Ríos es un tipo lleno de energía, que las concentra como una lupa, pero lamentablemente está disminuido en la parte física. ¿Sabes lo que pasa? Ellos nunca me dicen si les duele algo. Pueden estar con un tremendo tirón y se hacen los tontos. No se dan cuenta de que el cuerpo se rompe.

-¿En qué se va a enfocar su trabajo en estos tres meses?

-Con ellos voy a prevenir lesiones, prevenir "quebraduras de cabeza". Voy a vigilarlos desde el US Open (27 de agosto) y de ahí quiero estar quince días con el equipo en Europa. Estamos viendo la opción de jugar un match desafío con Bélgica o Francia en cancha dura, sobre todo para ejercitar el dobles, que va a ser el punto clave.

-A esas alturas, los tres tenistas ya deberían estar con entrenador, ¿no?

-Eso es lo que espero. Los tres necesitan un técnico de experiencia, un men-ta-li-za-dor que sea capaz de trabajar en equipo. Ojalá que los conozca.

-¿Ojalá chilenos?

-Mmmmm... No te pienso dar ningún nombre.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores