De La Hoya busca hacer historia con sus puños

El pugilista estadounidense buscará este sábado su quinta corona en categorías diferentes ante el español Javier Castillejo, campeón superwelter del Consejo Mundial de Boxeo. Si lo consigue, igualaría el récord que detentan Thomas Hearns y Sugar Ray Leonard.

20 de Junio de 2001 | 18:48 | EFE
LAS VEGAS.- La pelea que el próximo sábado protagonizaran en Las Vegas (Nevada) el estadounidense de origen mexicano Oscar De La Hoya y el español Javier Castillejo, dentro de la categoría del pesos superwelter, se ha convertido en un gran rompecabezas y una oportunidad única para ambos púgiles.

Aunque Castillejo es el campeón del mundo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), De La Hoya es el gran favorito para llevarse la victoria en una pelea que lo coloca en la encrucijada de su carrera profesional después de las dos derrotas que sufrió ante el puertorriqueño Félix "Tito" Trinidad y Shane Mosley.

Las dos derrotas fueron polémicas por el resultado final de las votaciones de los jueces, pero la realidad es que le quitaron a De La Hoya no sólo la condición de invicto sino que además el "Niño de Oro" del boxeo mundial también quedó afectado en el aspecto físico y psicológico.

"No puedo negar que las derrotas que sufrí las considero injustas, pero me colocaron ante una nueva realidad y por eso la primera decisión que tomé fue la de ponerme de nuevo en control de mi futuro", declaró De La Hoya.

El "Niño de Oro" llevó a los tribunales al promotor Bob Arum, echó como preparador a su amigo de siempre Roberto Alcázar y formó un nuevo equipo con Floyd Mayweather Jr. para recuperar su potencial como boxeador y eligió a Jerry Perenchio como el hombre de confianza.

"Estoy convencido de que no sólo voy a volver a ser campeón del mundo a partir del próximo sábado, sino que además voy a recuperar la imagen de boxeador espectacular que siempre dominó en el cuadrilátero", explicó De La Hoya.

Sin embargo, muchos expertos consideran que el "Niño de Oro" mantiene su clase de gran boxeador, pero ya no es el púgil de un acierto milimétrico a la hora de colocar los golpes y de dominar en los momentos cruciales de la pelea ante la pérdida de confianza en sí mismo.

"No creo que sea esa mi situación, por el contrario tengo que admitir que si sigo en el boxeo es porque considero que todavía puedo conseguir grandes cosas y demostrar que a parte de todo lo que he ganado voy a hacer aún más historia", destacó De La Hoya.

La pelea contra Castillejo, a quien definió como una gran persona y un excelente campeón, dijo que iba a ser de nuevo una prueba única para demostrar a todos que se encuentra en plenitud de forma y mejor boxeador que nunca.

En órbita otra vez
De La Hoya y sus promotores saben que un triunfo ante Castillejo pondría en órbita de nuevo la carrera boxística del "Niño de Oro" al convertirlo en la posición histórica de ser el único púgil junto con los legendarios Thomas Hearns y "Sugar" Ray Leonard en ganar cinco títulos diferentes.

De La Hoya ya tuvo en su poder los títulos mundiales de superpluma, ligero, superligero y welter, que fue el que perdió contra Trinidad y el invicto.

"No se trata tanto de conseguir un nuevo título mundial sino de hacer una gran pelea ante un excelente campeón y de demostrar que sigo siendo un gran boxeador", destacó De La Hoya.

El ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, que tiene marca de 35-2, asegura que va a ganar a Castillejo antes del límite para no dejar dudas.

Pero hay muchas dudas e interrogantes sobre la transformación que ha sufrido De La Hoya y muchos aseguran que no ha sido para beneficio de su enfoque pugilístico porque las distracciones en el campo de la música, el cine, la televisión y la moda tarde o temprano pasan factura a un deportista, y más a un boxeador.

El campeón parece "retador"
Castillejo (55-4), que tiene la primera gran oportunidad como profesional de presentarse ante el mundo del boxeo estadounidense, ya ha conseguido un triunfo y ha sido el de ganar una bolsa de 800.000 dólares, la mejor de su vida. Pero Castillejo también está convencido de que puede lograr el mejor de todos, vencer el próximo sábado a De La Hoya y mantener su corona de campeón del mundo.

"Es lógico que todos den como favorito a De La Hoya, aunque es algo que no me preocupa porque sé las posibilidades que tengo y porque conozco los puntos flacos de mi rival", declaró Castillejo.

El campeón mundo español dijo que conoce muy bien la realidad de De La Hoya y la transformación que ha sufrido como boxeador y cuando ambos estén frente a frente en el cuadrilátero montado en el Hotel Casino MGM de Las Vegas lo va a demostrar.

"Mi estrategia será la de utilizar la inteligencia, la calidad y la voluntad para exponer los defectos que ha adquirido De La Hoya como boxeador", explicó Castillejo.

El campeón español está convencido de que una victoria frente a De La Hoya relanzaría su trayectoria profesional y por eso quiere que nada mas que suene la campana el próximo sábado sus puños comiencen a colocar en el cuerpo y rostro de su rival el arsenal de golpes destructivos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores