Wimbledon: Tenistas critican las pelotas

Las bolas, marca Slazenger, son más pesadas que las de costumbre y hasta fueron calificadas de "piedras" por el ruso Marat Safin. Los españoles, como Bruguera y Mantilla, dicen que son incontrolables para los que juegan al toque más que a la fuerza.

26 de Junio de 2001 | 12:32 | DPA
LONDRES.- Los tenistas, al menos el sector de jugadores menos potentes físicamente, parecen francamente disgustados con las bolas que se están empleando en la presente edición del torneo de tenis de Wimbledon, que son más pesadas y duras de lo habitual.

Las pelotas, de marca Slazenger, fueron calificadas como "piedras" por el ruso Marat Safin, un jugador al que curiosamente este tipo de bolas deberían beneficiar. Aunque, sin duda, quien más se extendió en su contra fue el español Sergi Bruguera.

"Me es imposible controlar esas pelotas, no hay forma de darles un efecto. Simplemente, no tengo fuerza", manifestó el bicampeón de Roland Garros, derrotado hoy claramente por el estadounidense Taylor Dent, un jugador ante el que de todos modos hubiera perdido, ya que su juego se adapta a la perfección al césped.

Bruguera sumó incontables dobles faltas -"más que nunca en mi vida", aseguró- a causa de esas pelotas, que obligan a un saque muy cortado. "Con estas pelotas se ayuda a la gente de fuerza, al contrario de lo que se pretendía. El que le pega muy duro es el único que puede controlarlas, es el final de la gente de toque", explicó Bruguera.

Curiosamente, la idea original de poner estas pelotas pesadas es precisamente la de conseguir que se reduzca la primacía de los grandes sacadores, los pegadores duros que pueden decidir los partidos con "aces". No sólo no ha sido así, sino que quienes no tienen la potencia necesaria parecen ahora indefensos.

Entre otras cosas, las pelotas resultan casi imposibles de bloquear. Una bola más ligera, ante golpes duros, puede ser devuelta bloqueando para obligar al rival a jugar a un ritmo distinto. Sin embargo, las pelotas duras no pueden ser devueltas así, quedan muertas. Además, son imposibles efectos como el top spin.

También en los torneos de tierra se están empleando pelotas más pesadas, que pueden estar, según algunos jugadores, en el origen del predominio de tenistas de pegada dura como el brasileño Gustavo Kuerten o el español Juan Carlos Ferrero.

Félix Mantilla, por su parte, aseguró que este tipo de pelotas le hacen temer por una recaída en sus endémicos problemas de hombro: "El brazo me quedó hoy destrozado, y en cambio creo que a un buen sacador le dará igual".

Otros jugadores, como el argentino Agustín Calleri, consideran en cambio que esta variación sí puede contribuir a igualar algo el tenis, al menos sobre hierba. "Yo antes no la veía cuando sacaba uno de los cañoneros, y ahora sí puedo devolver", explicó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores