Boxeo: Casi linchan a rival de "Tito" Trinidad

El estadounidense Bernard Hopkins recibió muchos golpes tras lanzar por segunda vez una bandera puertorriqueña al suelo en plena conferencia de prensa.

11 de Julio de 2001 | 16:18 | EFE
SAN JUAN, Puerto Rico.- Una conferencia de prensa celebrada en la tarde de este miércoles en la capital puertorriqueña para promocionar la pelea de los medianos entre Bernard Hopkins y Félix "Tito" Trinidad, terminó en motín cuando el primero tiró una bandera boricua al piso.

El pasado lunes, Hopkins, campeón mediano del Consejo Mundial y de la Federación Internacional de Boxeo, le arrebató a Trinidad una bandera puertorriqueña y la tiró al piso ante la mirada atónita de decenas de aficionados que asistieron a la conferencia de prensa para promocionar su pelea del próximo 15 de septiembre.

Los ánimos ya se estaban caldeando pues aunque algunas personas aseguraban que todo era un ardid publicitario, y hasta involucraban a "Tito", a su padre y al promotor Don King en la estrategia, otros no se creyeron la versión.

El miércoles llegaron inesperadamente sobre 8.000 aficionados para la conferencia de prensa en el Coliseo Roberto Clemente de la capital, que era abierta al público.

La Policía, previendo problemas, movilizó a la unidad antidisturbios, que se quedó fuera de la instalación deportiva en espera de órdenes por si ocurría algún incidente.

Primero se dirigieron al público el promotor Don King, Hopkins, su entrenador, el entrenador y padre de "Tito", Félix Trinidad, y luego le llegó el turno al púgil puertorriqueño.

"Tito" le dijo a su rival que lo que había hecho con la bandera no lo hacía un "niño malcriado", sino un "hombre bruto", y que las banderas de todas las naciones se respetaban.

Acto seguido, Hopkins le arrebató a "Tito", como el lunes, una banderita que llevaba en su mano y la tiró al piso.

La acción llevó a una candente discusión entre ambos, y luego los aficionados comenzaron a lanzarle banderas al estadounidense, botellas de agua y se le abalanzaron encima.

El estadounidense salió corriendo por las gradas, dejando atrás a su equipo de seguridad, seguido por decenas de aficionados que lo golpearon a puños. Logró saltar una valla y cayó al túnel que conduce al camarín del coliseo, donde se escondió. Su equipo de seguridad se quedó afuera, donde se batió a puños con los aficionados que querían entrar a linchar al púgil.

Posteriormente, agentes antidisturbios lograron asegurar el camarín y expulsaron al público del coliseo, pero los aficionados se congregaron en el estacionamiento esperando la salida en auto de Hopkins, con intenciones de detenerlo.

Finalmente "Tito" Trinidad salió de la instalación, mientras Hopkins permanecía dentro a la espera de que le dieran la seguridad necesaria para poder salir del coliseo deportivo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores