F-1: La lluvia, invitado de piedra en Silverstone

La condición climática que se anuncia para el fin de semana en el circuito británico podría complicar la opción de las escuderías que calzan neumáticos Michelín, de menor rendimiento que los eficaces Bridgestone que utilizan Ferrari y McLaren.

12 de Julio de 2001 | 10:57 | EFE
SILVERSTONE.- La lluvia que se espera caiga este fin de semana sobre el circuito de Silverstone, escenario del Gran Premio de Gran Bretaña, undécima prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, puede perjudicar al colombiano Juan Pablo Montoya y al alemán Ralf Schumacher, cuyos Williams FW23 BMW van equipados con neumáticos Michelin, menos eficaces que los Bridgestone que utilizan Ferrari y McLaren-Mercedes.

Para tratar de resolver este problema Michelin efectuó la semana pasada en el circuito español de Barcelona unas pruebas mojando artificialmente la pista, en la que participó el piloto de pruebas de Williams-BMW, Marc Gené, pero hasta que no se produzca la confrontación directa no se podrá comprobar si se ha progresado.

En el pasado Gran Premio disputado en Francia, Montoya tuvo que retirase a 20 vueltas del final por un problema en el motor, cuando tenía el podio al alcance de la mano.

Si la pista estuviera seca el domingo, día de la carrera, tanto Montoya como su compañero de equipo, el alemán Ralf Schumacher, serían favoritos para la victoria, en una prueba que se presenta muy competitiva.

El alemán Michael Schumacher (Ferrari F2001) es el favorito. Sus 31 puntos de ventaja sobre el británico David Coulthard (McLaren Mp4/16 Mercedes) le hace afrontar esta carrera con una gran tranquilidad y con el objetivo de ir sentenciando el que será su cuarto título mundial cuanto antes.

Para esta carrera se espera también la reacción de los McLaren-Mercedes, muy apagados en las últimas carreras: Coulthard sólo pudo ser cuarto en Francia y el finlandés Mika Hakkinen ni siquiera pudo partir al averiarse su coche en la salida y al que algún día se le terminará su racha de mala suerte.

El circuito, uno de los más rápidos del Mundial, puede hacer brillar a los coches impulsados por motor Honda, como el BAR del canadiense Jacques Villeneuve o el Jordan del italiano Jarno Trulli.

En las últimas carreras la escudería Jaguar, para la que pilotan el británico Eddie Irvine y el español Pedro de la Rosa, ha dado un importante paso hacia adelante, siendo la mejor tras Ferrari, Williams-BMW y McLaren-Mercedes, líderes indiscutibles, y en este Gran Premio, que se corre a 20 kilómetros de su fábrica, podría suponer una buena oportunidad para puntuar.

Los Jaguar presentarán una nueva aerodinámica, que les puede ayudar a acercarse un poco más a los coches punteros, pero si la lluvia aparece, como prevén los pronósticos, pueden tener el mismo problema que los Williams-BMW, al montar también neumáticos Michelin.

Este viernes la jornada estará dedicada a las pruebas libres, mientras que el sábado, después de una nueva práctica libre, se disputará la sesión de clasificación para establecer la formación de salida de esta undécima prueba del mundial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores