NBA: Jordan regresa a la cancha

El actual presidente de operaciones de los Washington Wizards retomó los entrenamientos junto al plantel y a la nueva incorporación, el novato Kwame Brown. Se vio con fuerza y mucho despliegue físico, lo que demuestra que su lesión a las costillas ya es cosa del pasado.

13 de Julio de 2001 | 17:07 | EFE
WASHINGTON.- La vuelta a los campos de entrenamiento de Michael Jordan se completó hoy cuando el presidente de operaciones de los Wizards de Washington contrató primero por tres años al novato número uno del pasado sorteo universitario, Kwame Brown, y luego comenzaron a trabajar juntos.

Jordan recibió a Brown con una amplia sonrisa en su oficina de los Wizards y todo estaba listo para que Brown, de 19 años, firmase un contrato por tres temporadas y 11,9 millones de dólares.

El siguiente paso para el jugador, que hizo historia en la NBA al ser el más joven que logró salir seleccionado con el número uno en el sorteo universitario nada más terminar el bachillerato, fue la de quitarse el traje y acompañar a Jordan para comenzar ambos el primer entrenamiento de una mini pretemporada de verano de tres días.

Jordan regresó a los entrenamientos después de cuatro semanas de ausencia que ha necesitado para recuperarse de una pequeña fractura de costillas y se mostró en plenitud de forma como reconoció Brown al finalizar los trabajos.

"Ha sido una de las experiencias más gratificantes en mi nueva etapa de profesional al estar compitiendo en los entrenamientos con la figura de Jordan", declaró Brown.

El nuevo jugador de los Wizards, en el que tienen puestas grandes esperanzas todos los directivos, incluido el propio Jordan y el entrenador Doug Collins, también terminó en forma brillante su primer entrenamiento al encestar dos tiros de personal que evitaron que el resto de sus compañeros les tocase correr seis vueltas completas al campo.

"Ha sido todo fenomenal. Debo mejorar todavía mi forma física, y todo lo que debo hacer es correr y correr", dijo Brown.

Brown, que se formó en Glynn Academy de Brunswicks, Georgia, está consciente de la responsabilidad que ha adquirido como jugador número uno del sorteo universitario y está dispuesto a no defraudar a nadie.

Pero el gran centro de atención de la jornada y del entrenamiento era el propio Jordan, que una vez más confirmó que sus intenciones de volver a la competición son reales y sólo falta que establezca la fecha para que haga el anuncio oficial de que jugará la próxima liga con los Wizards.

Jordan volvió a sorprender a todo en cuanto a la rapidez con que se recuperó de su lesión de costilla ya que en principio se había establecido que estaría al menos otras dos semanas más fuera de los entrenamientos.

Sin embargo, al ex súper estrella de los Bulls de Chicago, que ganó seis títulos de liga, se mostró en plenitud de forma, corrió y luchó más que nadie sin mostrar ningún síntoma de molestias o impedimientos en el lado derecho, donde dijo que se había fracturado las dos costillas.

Brown también confirmó a los periodistas que Jordan en ningún momento mostró señales de haber estado lesionado, sino todo lo contrario, se esforzó como el que más y con acierto.

"Ha trabajo con su estilo único de Michael Jordan y se mostró en una gran forma", explicó Brown. "Varias veces cayó al suelo en choque con los jugadores y reaccionó con más fuerza".

La primera vez que lo hizo fue en el inicio del entrenamiento cuando corría el campo y se levantó para jugar más fuerte y dominar a los jugadores que lo marcaron.

"Lo único que puedo decir es que Mike siempre será Mike en el campo y lo volvió a demostrar", declaró el técnico Collins.

El entrenador de los Wizards también confirmó que los Wizards habían llegado a un acuerdo para firmar como agente libre al base reserva de Los Angeles Lakers, Tyronn Lue, pero hasta el próximo miércoles no podrían hacer el anuncio oficial.

"Tendremos que esperar al primer día de los fichajes oficiales de los agentes libres para confirmar el asunto de Lue, pero creo que todo marcha por buen camino", explicó Collins.

Lue fue uno de los factores positivos que surgieron en las pasadas Finales de la NBA cuando el base reserva de los Lakers jugó una gran defensa frente a la estrella de los Sixers de Filadelfia, Allen Iverson.

El nuevo jugador de los Wizards logró unos promedios de 3,4 puntos y 1,2 asistencias en los 38 partidos de temporada regular que disputó la pasada liga con los Lakers.

"Los más importante de todo es que dentro del equipo existe un gran optimismo de cara al futuro y eso se nota en la forma como los jugadores se esfuerzan en los entrenamientos", subrayó Collins, que también ha vuelto al banquillo de los entrenadores para iniciar una nueva etapa con los Wizards.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores