Makinen con camino despejado en Rally Safari

El piloto finlandés quedó a las puertas de conseguir en Kenia su tercer triunfo del año, luego que el español Carlos Sáinz abandonara la prueba en el primer tramo de la segunda etapa del raid.

21 de Julio de 2001 | 16:16 | EFE
NAIROBI.- El abandono del español Carlos Sáinz (Ford Focus) en el primer tramo de la segunda etapa del Rally Safari de Kenia, octava prueba del Mundial de la especialidad, ha dejado el camino libre al finlandés Tommi Makinen (Mitsubishi Lancer) para que se apunte su tercer triunfo del año.

Tras la segunda jornada, Makinen lidera la prueba con más de seis minutos de ventaja sobre su compatriota de Peugeot Harri Rovanpera y a más de diez del noruego de Subaru Petter Solberg. El alemán Armin Schwarz (Skoda Octavia) es cuarto a 17:18.

En cuanto a Carlos Sáinz, parece que la mala suerte se ha cebado con él. Después de un inicio de campeonato impecable, en el que puntuó en las seis primeras citas, el madrileño tuvo que abandonar en el Acrópolis por problemas en su Focus, al igual que le ha sucedido hoy cuando ha roto la correa de distribución.

Sáinz, que tiene una amplia experiencia en el Safari y que ha ganado esta prueba en 1992, era segundo en la general y el único capaz de poner en duda la victoria de un Makinen que terminó líder la etapa de ayer con un minuto y medio de ventaja sobre el español.

"Estoy muy decepcionado. Iba muy bien y el coche respondía", se lamentó el doble campeón del mundo en 1990 y 1992. "Me encontraba en condiciones de disputar la carrera a Makinen y he perdido una gran oportunidad. Una vez más, me persigue la mala suerte", añadió un desilusionado Sáinz.

Con la mayoría de los favoritos fuera de carrera por la dureza de las pistas de Kenia y por las adversas condiciones del día de ayer, Makinen afrontará la jornada decisiva sin necesidad de forzar su máquina y sin asumir riesgos innecesarios gracias a la tranquilidad que le da su amplia renta en la general provisional.

Makinen, que marcó el mejor tiempo en la sexta y novena especial, pudo levantar el pie del acelerador y conservar su mecánica, sobre todo por que se llevó un gran susto en el octavo tramo cuando, después de un salto, pensó que había roto la transmisión.

El otro gran protagonista del día fue el noruego Solberg que, a pesar de las constantes averías que sufrió en su Impreza, terminó en la tercera posición provisional y fue el más rápido en tres de los cinco sectores.

Tras ganar el quinto y séptimo tramo, el Subaru de Solberg llegó muy tocado al tercer parque de asistencia, donde su equipo tuvo que trabajar duro para cambiar gran parte del coche: caja de cambios, diferencial trasero, eje de la dirección, suspensiones... El esfuerzo mereció la pena porque el piloto se impuso en la octava sección y consolido su puesto en la general.

Abonado al segundo lugar, Harri Rovanpera, el único piloto de Peugeot que queda en carrera tras el adiós ayer de Marcus Gronholm y de Didier Auriol, terminó en esta posición en cuatro especiales y en la clasificación provisional.

En la marca francesa estarán satisfechos de haber inscrito al ganador del Rally de Suecia de este año para puntuar en el campeonato de constructores, una decisión amparada en los conocimientos de mecánica del finlandés, algo fundamental y casi imprescindible en Kenia.

El alemán Armin Schwarz, que ayer pasó a la historia por ser el primer piloto en liderar provisionalmente una prueba del Mundial con un Skoda -ganó la primera especial-, sigue demostrando que el Octavia WRC, sin ser un coche demasiado competitivo, es uno de los más robustos y fiables sobre las pistas africanas.

Aunque Schwarz es cuarto a más de diecisiete minutos y su compañero, el belga Bruno Thiry, sexto a casi treinta y siete, el reto ahora del equipo checo será llegar con sus dos coches a Nairobi y sumar unos valiosos puntos para el Mundial, sobre todo porque su principal rival en el campeonato, Hyundai, no participa aquí.

El único representante que queda de Ford, el francés Francois Delecour, debutante en esta prueba, ocupa la quinta plaza a 22:19 del líder, mientras que el segundo piloto de Mitsubishi, el belga Fredddy Loix, superó sus múltiples averías y es séptimo a 58:51.

Mañana se disputará la tercera y última etapa de esta edición del Safari, que cuenta con 816,46 kilómetros de recorrido total, 351,76 de los cuales estarán divididos en cuatro tramos cronometrados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores