Kuerten gana final sudamericana en Stuttgart

El brasileño se impuso al argentino Guillermo Cañas por 6-3, 6-2 y 6-4, para sumar su quinto título de la temporada y el decimosexto de su carrera.

22 de Julio de 2001 | 15:01 | Ansa
STUTTGART.- El brasileño Gustavo Kuerten, número uno del tenis mundial, conquistó el Abierto de Stuttgart al vencer en la final al argentino Guillermo Cañas 6-3, 6-2, 6-4 y sumó su quinto título de la temporada.

Kuerten, que ya había ganado este título en 1998, completó así su actuación del año en superficies de polvo de ladrillo con una serie impresionante de 40 victorias y sólo 6 derrotas.

"Estoy feliz por haber cerrado con un nuevo título mi temporada de canchas lentas", dijo Kuerten, número uno del ranking de la ATP y ahora segundo en la Carrera de Campeones, detrás del estadounidense Andre Agassi.

Kuerten, de 24 años y que lleva 16 títulos en su carrera, había jugado su "mejor partido del año", como él mismo lo definió, en semifinales, en las que superó en notable reacción al checo Jiri Novak por 4-6, 7-6 (7-5), 7-5.

Hoy, el brasileño, con un tenis potente y variado, abrumó a Cañas, que sorprendió con su arribo a la final, a la que arribó tras vencer fácilmente en semifinales a la juvenil revelación española Marc López por 6-2, 6-2.

Cañas, de 23 años y que esta temporada subió del puesto 227 al 28 en el que aparecerá mañana en el ranking, se convirtió por su labor en Stuttgart en el nuevo número uno de su país, desplazando a Franco Squillari, justamente ganador de este torneo el año pasado.

"No pude hacer nada, pero estoy muy contento con cómo ha evolucionado mi juego este año, he ganado en confianza", dijo Cañas, que, no obstante la derrota, fue ovacionado por los aficionados, que reconocieron su esfuerzo, especialmente en el tercer set, cuando por fin logró quebrar el saque de Kuerten.

Cañas intentó mover a Kuerten y cambiarle el ritmo de juego, pero "Guga" se las ingenió rápidamente para encontrar su posición y, una vez que tomó el control del juego y de la pelota, todo le resultó más fácil, ya que sacó cada vez con más fuerza y no le dio ninguna chance al argentino.

Kuerten, que embolsó un premio de 120.000 dólares y sumó su quinto título tras los ya obtenidos en Buenos Aires, Acapulco, Montecarlo y Roland Garros, fue premiado con una ovación por los alemanes, que aplaudieron inclusive a la abuela del jugador, de origen germano.

La abuela Olga ingresó al campo de juego tras el final del partido, como copiloto dentro del Mercedes Benz negro descapotable que Guga recibió también como premio por el título.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores