Golf: Duval salió de las sombras

El jugador estadounidense de 29 años ganó el Abierto Británico en el difícil campo de Lytham, donde se impuso en un apretado día final, ganando el primer Grand Slam de su carrera.

22 de Julio de 2001 | 15:28 | EFE
LYTHAM.- El estadounidense David Duval, a sus 29 años, logró esquivar por primera vez la sombra proyectada por su compatriota Tiger Woods, el mejor golfista del mundo, y adjudicarse con autoridad su primer título de Grand Slam: el 130 Abierto Británico disputado en Lytham.

Duval, el golfista alérgico con gafas de maratonista, restó dramatismo a una última jornada en la que hasta 30 hombres aspiraban a la jarra de plata, incluidos los españoles Miguel Angel Jiménez y Sergio García.

El de Jacksonville fue tan solvente como en la víspera, tras firmar 67 golpes para totalizar 274 (10 bajo par), que relegaron al segundo puesto al sueco Niclas Fasth, a 3 golpes, y a seis hombres al tercer lugar, entre los que se encontraba el citado Jiménez.

Igual que en ciclismo la era de dominio absoluto de Indurain dejó en el anonimato a grandes corredores como Chiapucci o Rominger, Tiger Woods ha protagonizado el mismo suceso en el golf durante los últimos tres años, ensombreciendo a jugadores con talento como, por ejemplo, Duval.

En Lytham, Duval ha roto ese encantamiento, dejando a Tiger en la cancha de prácticas intentando buscar su "swing" perdido, que le rebajó hasta el puesto vigésimo quinto, también en un aciago último día (71 golpes).

Duval llegó a lesionarse gravemente la espalda al forzar la máquina en los entrenamientos, con el fin de alcanzar el nivel de Tiger. Sin embargo, tras embocar su última bola en Lytham, Duval mostró una frialdad que disimulaba esas frustraciones por fin rotas.

Tiger, a sus 26 años, vuelve a rondar los puestos que ocupó en 1996 (22) y 1997 (24) en este torneo. En cambio, en este pasajero declive de Tiger, emergieron los españoles Jiménez y García, este último noveno a 5 golpes de Duval.

Jiménez ronda desde su segundo puesto en el US PGA de 1999 un título de Grand Slam. Con esta tercera plaza, el malagueño marca su mejor registro en un Británico, idéntica situación que se produce con el noveno puesto del joven castellonense García.

La jornada final tuvo su momento álgido cuando Duval tomó el liderazgo en el hoyo 6, con 8 bajo par, dejando relegado a Fasth (ya en la casa club), y acosado por Jiménez y el norirlandés Darren Clarke.

De los cuatro líderes del inicio, al galés Ian Woosnam le traicionaron las matemáticas al no darse cuenta de que en su bolsa había más palos de los 14 reglamentados. La penalización de 2 golpes, en el hoyo 2, le dejó temblando, mientras que el alemán Bernhard Langer no fue capaz de meter un "putt" y su compatriota Alex Cejka caía con "bogeys" y doble "bogey" del tercero al quinto hoyo.

Con el camino despejado, Duval logró 4 "birdies" hasta el hoyo 11 para crecer en la tabla. Los demás se veían, pues, obligados a forzar para cazar al jugador de Florida, pero Lytham atrapó a los perseguidores de Duval.

Primero fue Colin Montgomerie, que dijo adiós en el hoyo 10; Sergio García quedó enganchado con un "bogey" en el 12, pese a remontar apoyado en un enorme "eagle" en el 6. Después, Clarke se fue a doble "bogey" en el 17 y por último Jiménez falló consecutivamente en el 14 y 15 al visitar los temidos "bunkers".

La limpieza que hizo Lytham al forzar los perseguidores dejó a Duval asomarse al "green" del 18 en medio del clamor del gentío. Ni un gesto de más hizo Duval al terminar. Por fin sumaba un grande, derrotando a Tiger Woods, el defensor del título, para colocar a otro estadounidense en el palmarés de uno de los mejores torneos del mundo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores