Básquetbol: Mejor, pero con eso no alcanza

En su tercer partido en el Campeonato Sudamericano de Valdivia, la Selección Chilena de básquetbol cayó ante el poderoso quinteto de Venezuela por 96-67. Aunque el rendimiento mejoró en parte, el quinteto nacional sigue en deuda.

24 de Julio de 2001 | 09:31 | Pablo Vargas Zec, emol.com
VALDIVIA.- La ilusión duró poco. Tal vez -eso sí- más de lo que se esperaba, luego de la derrota sabatina de Chile ante Paraguay. Sin embargo, la noche del lunes, el Seleccionado Nacional de baloncesto sumó una nueva caída, esta vez ante el poderoso Venezuela, un rival que en el papel aparecía casi como inabordable por la calidad de sus jugadores pero al cual debía vencer si las aspiraciones de llegar al Premundial de Neuquen quería ser algo más que ilusiones. Pero en el básquetbol, la lógica generalmente tiene sustento y los milagros escasamente ocurren. Así, los "llaneros" se impusieron con facilidad, finalmente, con un contundente 96-67 (40-35).

Chile comenzó neutralizando el poderoso juego interior de los venezolanos con una defensa en zona 2-1-2, la que promediando el primer cuarto lograba mantener controlado el goleo de los visitantes y haciendo crecer la ilusión de los tres mil 500 espectadores que repletaron el Coliseo. La receta del técnico Juan Morales tenía una desventaja clara: permitía cierta comodidad el tiro exterior del peligroso Víctor David Díaz, quien luego de un comienzo algo dubitativo comenzó a embocar triples con su eficiencia habitual. Ahí, la marca nacional pasó a ser individual y si bien a ratos pareció que Venezuela tomaba ventaja clara, promediando el segundo cuarto, los lanzadores chilenos acertaron un par de bombazos que calentaron al público, acortaron las cifras y devolvió la confianza al quinteto rojo.

Luego del entretiempo, el panorama cambió radicalmente. Venezuela salió con más convicción y, a través de un parcial de 25-12, llegó a los últimos 10 minutos con total control del partido, para llevarse, al final, una victoria clara e indiscutible.

Para los nacionales queda el consuelo de haber elevado en parte el rendimiento, sobre todo en defensa, donde ya no fue solo el nacionalizado Mack Hilton quien puso esmero, aunque aún quedan baches por tapar, como el débil equilibrio defensivo y la lenta transición ataque-defensa.

En deuda, en todo caso, siguen los bases (sobre todo Leonel Méndez) y los aleros (Víctor Zamora sigue lejos de su mejor forma). Si a eso se agrega una muy pobre actuación de Roland Fritsch contra los venezolanos.

Ahora queda, este martes a las 21.00 horas, Brasil, el campeón defensor. Un rival todavía más duro que Venezuela. Puede ser la actuación reivindicatoria. Pero, lamentablemente, los milagros en el básquet casi no existen.

Parciales: 15-24, 35-40, 47-65 y 67-96.

Chile (67): Werth 3, Mendez 6, Hilton 3, Briones 27, Zamora 5 (fi); Fritsch
8; Lara 13, Espinoza 2, Arroyo 0. DT. Juan Morales.

Venezuela (96): Quiroz 11, Keeling 3, Diaz 32, Herrera 9, Lugo 7 (fi);
Machado 0, Mijares 5, Gonzalez 5, Torres 11, Heredia 4, Becker 0, Walcott 9.

Arbitros: Jorge Ortiz (Colombia), José Pelissari (Brasil).

En el preliminar, Uruguay derroto a Colombia 80-74.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores