De Boer se defiende ante la UEFA por dóping

El futbolista holandés alegará este jueves su inocencia ante el comité de apelación de la UEFA, pues ya fue castigado con un año de suspensión de toda actividad futbolística.

24 de Julio de 2001 | 16:07 | EFE
BARCELONA.- El holandés Frank de Boer viajará este miércoles a Suiza donde el jueves declarará ante el comité de apelación de la UEFA para defender su inocencia en el caso de dopaje por nandrolona, a consecuencia del cual el organismo continental le ha sancionado con un año de inhabilitación.

El pasado 14 de junio, la comisión de control y disciplina de la UEFA sancionó a De Boer con un año tras dar positivo de nandrolona en un control al que fue sometido el 15 de marzo a la conclusión del partido Celta-Barcelona, correspondiente a la Copa de la UEFA.

Tras la sanción, el jugador dispuso de tres días para presentar una apelación con el fin de, a pesar de alargar un poco la agonía, poder jugar contra el Valencia el último encuentro de Liga que, a la postre, permitió al Barcelona disputar la fase previa de la Liga de Campeones.

Frank de Boer ha defendido en todo momento su inocencia ante las autoridades deportivas que le han juzgado, además de aportar pruebas efectuadas, incluso, en los Estados Unidos, como dos análisis de sangre y una prueba capilar, todas ellas con resultado negativo. El futbolista holandés también se sometió a un detector de mentiras y aportó estudios acerca de la nandrolona y su interacción.

El jugador barcelonista defendió ante la comisión de la UEFA que estudios acerca de la nandrolona han acordado que ésta se puede generar de diferentes formas en según qué tipo de deportistas, sin haberla consumido.

La sexta prueba que presentó el jugador hacía referencia a testimonios de especialistas que echaban por tierra la validez de los controles efectuados en el mundo del fútbol para medir el consumo de la nandrolona.

Las pruebas presentadas por el jugador y por su equipo de asesores (los abogados Cor Hellingmann y Emil Vrigman y su representante Rob Cohen) cayeron en saco roto, ya que el jugador recibió una sanción de un año, la cual también ha adoptado la FIFA, con lo que el futbolista está inhabilitado para todos los torneos.

El Barcelona, que ha quedado un poco al margen de esta situación, sigue debatiendo en su fuero interno acompañar al jugador al comité de apelación. De hecho, el secretario de la junta barcelonista, Josep Maria Coronas, apuntó hace unos días que la entidad estaría junto Frank de Boer "sólo si favorecemos la defensa del jugador. Si podemos presionar, allí estaremos. En caso contrario, no iremos a Suiza", señaló.

La medida firme que sí que adoptará el Barcelona es que no alineará en ningún partido a Frank de Boer, incluidos los amistosos programados en la estadía veraniega que llevará a cabo a partir del viernes, precisamente en Suiza.

De Boer y el Barcelona estaban negociando la ampliación del contrato del jugador, ya que éste finaliza el próximo 30 de junio, pero aún no han llegado a un acuerdo.

Ante esta situación, el Barcelona ha debido hacerse con el servicio de dos centrales, el francés Philippe Christanval y el sueco Patrik Anderson, ya que otro de los defensas de la entidad, Aberlardo Fernández, está saliendo de una larga lesión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores