La UC salió airosa ante Vasco: 2-1

Un triunfo ajustado consiguió el cuadro universitario en su debut en la Copa Mercosur ante los brasileños de Vasco da Gama. Los goles de Valdebenito y Mirosevic -y la ausencia de Romario- fueron lo más destacado en un encuentro que se jugó sin pausas.

24 de Julio de 2001 | 20:19 | emol.com
SANTIAGO.- Lo de la UC tuvo un buen comienzo y un mejor final ante Vasco da Gama en su primer encuentro internacional en la "era Olmos" por la Copa Mercosur. Porque si los brasileños dominaron en la mitad del encuentro e incluso llegaron a ponerse en ventaja con tanto de Euller a los 18', los cruzados se quedaron con el triunfo con un ajustado 2-1.

El juego cruzado comenzó bien armado, de la mano de Valdebenito, Ormazábal y el argentino José Luis Díaz, pero luego se diluyó merced al poco peso ofensivo. Ni Núñez ni Pérez ganaban en los mano a mano, y menos en las pelotas divididas. Y ante eso, Vasco fue más directo, rápido y Euller con Pedrinho y Botti terminaron por amarrar al conjunto cruzado y el marcador.

En desventaja, el conjunto estudiantil reaccionó pero nunca pudo poner en peligro la valla de Helton con una jugada bien enhebrada. Y a los centros, siempre ganaron Geder y Odvan, bien cubiertos por Williams y Fabiano. Incluso los cariocas pudieron colocarse 2-0 si un zurdazo de Pedrinho no hubiera sido devuelto por el travesaño de Walker.

La banca responde a Olmos
El tanto de Valdebenito -grata revelación por su zurda, esfuerzo y visión de juego- a los 47', le dio a Olmos la posibilidad de arriesgar sin descuidar el patio trasero. Envió a Jaime González a la cancha en sustitución de Díaz, y pese a quedarse sin un organizador de peso, Helton comenzó a trabajar en serio.

Núñez se lo perdió en la boca del arco al hacer rebotar el balón en las piernas de Helton. Pero el dominio cruzado, pese a caer por algunos minutos en lagunas de baja creación, se fortaleció con la entrada de Mirosevic por Ponce. Con dos líneas de tres -en el fondo y la mitad de la cancha- y un hombre que llevara la pelota, la UC encontró el gol del triunfo en los zapatos del mismo Mirosevic, quien con un zurdazo marcó su cuarto tanto en la Mercosur.

Los diez minutos restantes fueron de puro nervio, que mostraron a un ofuscado técnico Joel Santanta tratando de hacer reaccionar a sus dirigidos y a los cruzados intentando retener el balón para no verse en aprietos.

El pitazo final de Elizondo premió el valor de Olmos, el sacrificio de Valdebenito y Ormazábal y el atrevimiento de Mirosevic. El resto fue muy buena compañía, suficiente para dominar los embates brasileños que terminaron por echar de menos el oportunismo de Romario. Sin Romario, Vasco es otra cosa, una cosa ganable.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores