La "U" alarga el veranito

Los azules fueron incontenibles en la segunda etapa y terminaron arrollando en el juego a un Palmeiras cargado de pergaminos. Nuevos tres puntos para un equipo chileno en la Copa Mercosur y dura tarea para Colo Colo, que este jueves enfrenta en su cancha a Corinthians.

25 de Julio de 2001 | 20:46 | Patricio Corvalán C, emol.com
SANTIAGO.- Era otra noche bien malita para la "U", para qué estamos con cosas. Si de la nada, empezando el partido, le cayó del frío un penal -una torpe entrada de Alexandre a Pedro González- cuando el propio sureño se puso frente al balón más de algún ser de mal agüero intuyó lo que venía: el sino triste de los azules ante los brasileños.

Palmeiras venía galardonado con el vicecampeonato en la Mercosur pasada, era el equipo con mejor rendimiento en el torneo, había ganado siempre en el Nacional y ahora, con González frente a la pelota para cobrar el penal, el destino no podía ser distinto.

Arce ya despachó el zapatazo que Herrera sólo mirará.Sí, Sergio tapó el anunciado tiro del delantero y de ahí para adelante la "U" se fue metiendo en un desordenado tobogán, que culminó a los 25' cuando el paraguayo Arce liquidó la primera llegada brasileña con un tiro libre impecable.


El pressing de la visita fue letal. Arilson y Chavarría -movedizos en la primera etapa, pero erráticos en la habilitación- intentaron empujar al equipo azul, huérfano en ofensiva con las tímidas rabietas de González y con el bajísimo nivel de Rivarola, tal vez el partido más bajo del argentino vistiendo la azulgrana.

Palmeiras se limitó a esperar, a recuperar el balón (los azules ayudaron harto en eso) y cuando parecía que la tinta que escribía el partido era la misma de siempre, González luchó su enésima pelota en el área, por la presión tuvo que salir y habilitó a Tampe que, desde veinte metros, mandó un bombazo que rozó en Galeano y terminó en un empate inesperado.

No pudo haber mejor vitamina, porque en el segundo tiempo los chilenos salieron virados (grandes segundas etapas hasta ahora han mostrado la UC y la "U"), desdibijaron el pressing paulista con sus propias intenciones de ahogar la salida rival y se instalaron veinte metros más adelante, con Chavarría que -con la sutileza de un mago- cambió el frac por el overol de acuerdo a la ocasión.

La sicología barata del fútbol se cumplió de nuevo. Si Tampe descolocó con el gol al cierre de la etapa inicial, Garrido -tras pase de Reyes en un tiro libre- sorprendió otra vez de distancia a Sergio para el 2-1 muy temprano, a los 8'.

De pronto, los universitarios se sintieron en casa, atacando en desnivel hacia el sur, con la barra descamisada inyectándole el suero del aliento y con un esquema como "abanico", con gran trabajo de Tampe, Reyes, Arilson, pero sobre todo de Chavarría, verdadero patrón en gran parte del fundo.

Palmeiras se desesperó. Nunca pilló a contrapié a la zaga azul y jamás pudo entrar superando en velocidad. La gracia del técnico César Vaccia -aparte de salir a apretar a la visita- fue mantener el esquema pese a los cambios, lo que sginificó seguir buscando el tercer gol.

Eso complicó tanto a los brasileños que jamás se decidieron a atacar de verdad. A sabiendas que en una de ésas el tercer tanto los liquidaba, comenzaron a machacar levemente el arco de Herrera (Arce estrelló un tiro libre en el palo), aunque siempre, siempre, el partido tuvo un color azul intenso.

Dura tarea le dejaron las universidades a Colo Colo, que este jueves se mide en el Monumental con Corinthians. Por lo menos hasta ahora, en dos noches seguidas, como diría Serrat, nuestras miserias en el fútbol se fueron a dormir.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores