Y Chile terminó mal: sexto

Con otra derrota ante Paraguay (58-72) el quinteto rojo cerró su pálida participación en el certamen subcontinental de baloncesto disputado en Valdivia, que los dejó sin pasajes para el Premundial de Neuquén.

29 de Julio de 2001 | 19:34 | Pablo Vargas Zec, emol.com
VALDIVIA.- Si las ilusiones de llegar al Premundial de Neuquén habían quedado en el pasado, ni siquiera el consuelo de rematar en el quinto puesto se pudo concretar. En el duelo por esa posición, Chile cayó ante Paraguay por 72-58 (36-25) y terminó en el sexto ñlugar del 39º Campeonato Sudamericano de básquetbol que se juega en Valdivia.

Aunque el presidente de la Federación nacional, Miguel Herrera asegure que se subió un peldaño en la clasificación, lo mostrado en la cancha por el quinteto que dirige Juan Morales dice lo contrario: Chile, durante el torneo, no jugó a nada. O casi, porque sólo a ratos se vio colectivamente armonioso, más allá de las movidas preparadas.

Si el partido de la noche del sábado se jugó pésimo, el domingo, por la quinta plaza, Chile demostró que siempre todo puede ser peor. La Roja perdió el duelo en el primer cuarto. Salió con una marca mixta, para detener a Javier Martínez y la tarea se cumplió. Pero en ataque, los errores, la mala selección de tiro y la pésima puntería dejaron a los paraguayos en completo control escénico. Luego del 7-3 inicial a favor de los locales, pronto quedó 7-15, tras cinco minutos sin embocar canasta alguna, mientras Guilio Laratro y Humberto Riveros despachaban triples que metían en el dique seco las escasas ideas del conjunto de Morales. El dueño de casa terminaba con apenas nueve puntos en 10 minutos de juego.

Comenzando el segundo cuarto, Martínez (quien a esas alturas se convertía en el conductor ideal y asistente más que goleador) debía irse al banquillo con tres faltas personales, dejando a Paraguay sin gol durante los cuatro primeros minutos del parcial. Chile llegó a ponerse 23-25. Pero, de ahí en más, nuevamente fue incapaz de ser efectivo a la hora de convertir, terminando esos 10 minutos con un 9-0 en contra, llegando al descanso con 11 puntos de desventaja.

Tras el entretiempo, Marcelo López salió al parquet con la misión de marcar, cara a cara, a Martínez. El intento fue efectivo, ya que Chile logró neutralizar el ataque guaraní e incluso salir de contragolpe, para llegar a empatar a 36 cuando restaban 6 minutos, y luego a 44 a falta de un minuto. Un triple apurado de Martínez, sobre la chicharra de final del cuarto, dio el golpe sicológico a un equipo que sólo tuvo garra y no básquetbol. Y así Chile comenzaba a despedirse de sus esperanzas de ser quinto.

En el cuarto final, los nacionales embocaron tres puntos en los primeros seis minutos de juego, mientras Paraguay encestaba siete. Pero ahí estaba otra vez Martínez para dirigir la orquesta de Juan Pablo Feliú. Ni siquiera un triple de Patricio Briones a falta de 2'34'' (que ponía el marcador 63-55) logró dar vuelta la historia.

Chile terminó con tres triples de los 25 que intentó, para un más que pobre 12% de conversión. Apenas 41% de dos, además de perder en los rebotes 34 contra 28 de un equipo de promedio bastante más bajo que el local.

Terminó así la triste historia de Chile en el Sudamericano que organizó en Valdivia. Con demasiadas deudas en la cancha, de parte de los jugadores, y en el banquillo, con un técnico Morales que se mostró a ratos confundido y desgastado, con un equipo que sólo cuajó una actuación realmente sólida ante Brasil, en la primera fase.

Se mejoró un lugar, es cierto. Pero el déficit de juego sigue más vigente que nunca. Porque la meta era salir cuartos y se estuvo demasiado lejos.

Parciales por cuarto: Chile 9-Paraguay 22; 16-14; 21-15; 12-21.

Chile (58): Espinoza 5, Lara 3, Elliot 1, Hilton 7 y Briones 18 (cinco inicial); Fritsch 10, Arroyo 5, Werth 0, Cornez, Mendez 5, Zamora, Lopez 4. DT. Juan Morales.

Paraguay (72): Riveros 6, Martinez 23, Zanotti 15, Laratro 9 y Carrillo 0(cinco inicial); Brizuela 2, Araujo 13, Paniagua 0, Tovar 4. DT. Juan Pablo Feliú.

Arbitros: Juan Silva (Peru) e Isaac Glass (Uruguay)
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores