Greene y Marion Jones van por más oro

Ambos atletas estadounidenses buscarán a partir del viernes su tercer título en los 100 metros, esta vez en el Mundial de Edmonton.

30 de Julio de 2001 | 11:23 | DPA
EDMONTON, Canadá.- Las estrellas estadounidenses Maurice Greene y Marion Jones buscarán a partir del viernes su tercer título en los 100 metros, que sería uno de los puntos culminantes de los campeonatos mundiales de atletismo que la ciudad canadiense de Edmonton está lista para albergar.

El marroquí Hicham El Guerrouj buscará olvidar su segunda desilusión olímpica consecutiva con una victoria en los 1.500 metros y el etíope Haile Gebrselassie sueña con un quinto triunfo en los 10.000 metros.

Los cuatro son las principales estrellas entre 2.000 atletas de más de 200 países que lucharán por 46 medallas de oro en el evento deportivo más importante del año, que se extenderá durante diez días (hasta el 12 de agosto).

El mundial en Edmonton, una ciudad pocos kilómetros al este de las Montañas Rocosas, representa la segunda vez que la máxima cita del atletismo sale de Europa. La anterior fueron los mundiales de Tokio '91.

Los competidores recibirán premios de 60.000 dólares por el oro, 30.000 por una medalla de plata y 20.000 por el bronce. No tendrán problemas para gastar los 5,22 millones de dólares que reparten los mundiales en total, ya que Edmonton alberga el "shopping center" más grande del planeta.

Los 4.000 millones de televidentes acumulados y aquellos que ocupen uno de los 60.000 asientos en el Commonwealth Stadium tendrán curiosidad por saber cuántas medallas de oro puede ganar Jones tras ganar el oro en 100 y 200 metros, en los 4x400 y dos bronces en Sydney 2000.

Jones no pierde una carrera de 100 metros desde 1997, y un tercer título suyo en la distancia es casi un hecho. La estadounidense no competirá en el salto largo, pero aspira a un título en los 200 metros tras no competir en la distancia en Atenas '97 y lesionarse en Sevilla '99.

"La medalla de oro en los 200 metros está en la lista de cosas que deseo lograr en mi vida. Ese oro es muy importante", confesó Jones recientemente.

La estadounidense insistió en que su separación de C.J. Hunter, que no defenderá su título en el lanzamiento de peso debido a la suspensión por dóping impuesta en Sydney, no le afectará.

Greene, entretanto, rechazó comentarios de que sentirá la presión de su compatriota Tim Montgomery, que marcó unos asombrosos 9,84 segundos en Oslo, el mejor tiempo del año.

"Tim tuvo condiciones de viento perfectas. Me habría preocupado si hubiese quebrado mi récord mundial (de 9,79)", aseguró. "No estuve allí, así que no hay razón para preocuparse", agregó.

"Mo" Greene fue el atleta más exitoso hace dos años en Sevilla, con oro en los 100, 200 y 4x100 metros, pero podría eludir esta vez los 200 debido a una tendinitis.

Las lesiones también preocupan a Gebrselassie, que no compitió este año debido a problemas en el pie. El etíope buscará su quinto oro consecutivo sobre los 10.000 metros, acercándose al récord único del ucraniano Sergei Bubka de seis títulos sin respiro entre 1983 y 1997.

El Guerrouj buscará su tercer oro en los 1.500 metros tras 1997 y 1999, buscando la reconciliación consigo mismo tras el duro golpe que representó su derrota ante el keniano Noah Ngeny en Sydney.

La buena noticia para el marroquí recordista mundial es que Ngney fue expulsado del equipo de su país por no presentarse a un campamento de entrenamiento, sólo uno de las muchas estrellas que no estarán en Edmonton.

La lista incluye a la australiana campeona olímpica de los 400 metros, Cathy Freeman, que se toma un año sabático; al lesionado ruso Maxim Tarasov (oro en pétiga en Sevilla 99), al dos veces campeón mundial de los 800 metros, el lesionado danés Wilson Kipketer; y al más exitoso atleta en la historia de los mundiales, el estadounidense Michael Johnson, dueño de diez oros.

En la que es su temporada de despedida, Johnson había recibido una invitación especial para defender su título en los 400 metros, pero quiso integrar sólo el equipo de los relevos 4x400. Las estrictas reglas de su federación exigían que disputara al menos una prueba en los "trials" estadounidenses, cosa a la que el atleta se negó.

"Mentiría si no dijera que me hubiera gustado integrar el equipo", admitió Johnson, recordista mundial de los 200 y 400 metros.

Pero los espectadores en Edmonton podrán ver a la saltadora alemana Heike Drechsler, de 36 años, que ganó su primer oro en Helsinki '83 y otro en Stuttgart '93. Es además dueña del oro olímpico del '92 y 2000.

Drechsler, que sólo se perdió el mundial de 1999 debido a una lesión, estará posiblemente entre los atletas que deberán pasar la prueba de control de eritropoietina (EPO), un control antidoping celebrado por primera vez en la historia de los mundiales.

El control de EPO forma parte de un amplio programa antidoping, y se estima que casi un 20 por ciento de los atletas será examinado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores