Se complica conflicto en fútbol argentino

La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) admitió hoy que las dificultades económicas del país le impiden obtener financiamiento para saldar las deudas que mantienen los clubes con sus jugadores, por lo que el torneo de Apertura no comenzaría este fin de semana.

31 de Julio de 2001 | 15:45 | ANSA
BUENOS AIRES.- La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) admitió hoy que las dificultades económicas del país le impiden obtener financiamiento, fortaleciendo la impresión que el Torneo Apertura no podrá comenzar este viernes, como estaba previsto.

Así lo hiz saber hoy el integrante del Comité Ejecutivo de la AFA, José Luis Meiszner, quien aceptó la imposibilidad de "destrabar" el conflicto suscitado con Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA).

El poderoso sindicato de los jugadores reiteró que el torneo sólo podrá comenzar si todos los clubes están al día con los pagos a sus jugadores, tal como se acordó para terminar con una huelga de mayo pasado.

"Hasta hace poco nos servían los avales de los contratos televisivos para obtener recursos en los bancos, pero el país cambió en los últimos sesenta días y hoy nadie nos quiere dar crédito con esos avales", dijo Meiszner.

El presidente de la AFA, Julio Grondona, pidió a los clubes que negocien una refinanciación de las deudas con los jugadores, única posibilidad que destrabaría el conflicto, pero FAA reiteró su firme posición, pues hoy era la fecha límite.

"Estamos dispuestos a ratificar nuestra vocación de pago, nuestra actitud negociadora, pero la realidad es que hoy por hoy no hay financiación. Debe haber buena voluntad, predisposición y reconocerse las dificultades", pidió Meiszner.

"No se dará inicio al campeonato hasta que no se respete con lo que se pactó y esto se lo haremos saber a la AFA mañana a través de una nota oficial. Una vez más no se ha cumplido con lo prometido, pasa en el fútbol y en general en la Argentina", afirmó a su vez el secretario general de FAA, Sergio Marchi.

Marchi se quejó airadamente porque "muchos dirigentes despertaron hoy de una larga siesta de tres meses", pero aclaró que otros, en cambio, actuaron con responsabilidad y no tienen ninguna culpa en esta crisis.

"Habrá que juzgar a cada uno de los clubes endeudados. Desde mayo, cuando firmamos el acuerdo, estoy preocupado porque la cifra era muy abultada y pensé que iba a ser difícil encontrar el camino para saldar la deuda. Y lamentablemente se cumplió mi temor. Es que desde hace tres años que el fútbol se encuentra en un estado de catástrofe y quiebra", expresó Marchi.

Los jugadores reclaman una deuda global de 40 millones de dólares.

Marchi adelantó que al menos hasta el próximo fin de semana está garantizada la participación de los equipos argentinos en la Copa Mercosur, que están disputando River Plate, Boca Juniors, Independiente, San Lorenzo y Vélez Sarsfield.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores