Eliminatorias: Sigue polémica tras triunfo brasileño

El técnico paraguayo Sergio Markarián volvió a criticar el arbitraje del alemán Krug en el triunfo de Brasil por 2-0 sobre los guaraníes en las eliminatorias, aunque además agregó al empresario Gilmar Veloso como una de las "mejores figuras" del equipo brasileño.

18 de Agosto de 2001 | 16:43 | Ansa
ASUNCIÓN.- El técnico uruguayo de la selección paraguaya de fútbol, Sergio Markarián, echó leña al fuego de la polémica tras la derrota por 0-2 ante Brasil en Porto Alegre, el miércoles, por las eliminatorias sudamericanas al Mundial 2002.

"Los mejores de Brasil fueron el árbitro alemán Krug y el empresario Gilmar Veloso", afirmó Markarián a la televisión local poco después de arribar a Asunción, donde no se refirió en cambio al duro cruce entre José Luis Chilavert y el brasileño Roberto Carlos.

Markarián volvió a cargar contra el árbitro Krug, centro de las críticas de todo el plantel paraguayo al término del partido en Porto Alegre, quien no sancionó un claro penal para Paraguay por mano en el área de Rivaldo, apenas iniciado el segundo tiempo y cuando el local ganaba por 1-0 y pasaba más de un sobresalto.

El empresario brasileño Gilmar Veloso, en cambio, está más asociado a la ausencia del defensor Carlos Gamarra y del volante Julio César Enciso, dijo Markarián, quien no especificó con claridad el tema por temor a ser demandado judicialmente.

Antes del partido, en Asunción se había informado que Gamarra no era convocado por encontrarse lesionado, versión que sorprendió al propio futbolista, quien admitió que se encontraba en buenas condiciones físicas.

En cuanto a Enciso, el empresario Veloso habría recomendado a la Asociación Paraguaya de Fútbol su desafectación del plantel paraguayo que viajó a Brasil por temor a que el futbolista fuese apresado en Porto Alegre debido a un litigio judicial con el Internacional de esa ciudad.

Markarián también dijo que le gustaría ventilar muchas cosas raras que ocurrieron en el partido ante Brasil, pero explicó que antes debe solicitar autorización al presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Oscar Harrison.

El clima entre paraguayos y brasileños comenzó a calentarse ya antes del choque del miércoles, clave para las aspiraciones de Brasil de clasificarse para el próximo Mundial, cuando el técnico Luiz Felipe Scolari cargó contra el exceso de peso de Chilavert.

La polémica siguió dentro de la cancha, donde Chilavert -un jugador capaz de absorber sobre sí la presión de todo el plantel- mantuvo un cruce verbal con Roberto Carlos, a quien escupió en el rostro al término del partido cuando el jugador de Real Madrid se acercó a saludarlo.

A pesar de la derrota, sin embargo, Paraguay se mantuvo como único escolta de Argentina (hasta hoy el único clasificado para la Copa del Mundo), que venció a Ecuador (tercero) en Quito. Brasil quedó en un más cómodo cuarto puesto, tras las derrotas de Uruguay (0-2 ante Venezuela) y Colombia (0-1 ante Perú).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores