Colombiano Castillo pide perdón

El futbolista, que provocó la muerte de dos mujeres en un accidente automovilístico, dijo que "hubiera preferido la muerte para mí y no para las hermanas Ojeda". Su situación judicial podría conocerse la próxima semana, toda vez que la alcoholemia salió positiva.

24 de Agosto de 2001 | 15:05 | EFE
CALI.- El delantero colombiano Jairo Castillo, que ha reafirmado su decisión de someterse al veredicto inapelable de la justicia colombiana, pidió perdón y lamentó la muerte "prematura" de las hermanas Ojeda, en el accidente de circulación que se registró el domingo pasado en la capital del Valle.

Visiblemente afectado, Castillo, que con seguridad ya no podrá formar parte del Génova de Italia, donde pensaba jugar en la presente temporada, emitió un comunicado en donde asegura que "hubiera preferido la muerte para mí y no para las hermanas Ojeda".

"Inmerso en los días más amargos de mi vida, pasando por la penosa circunstancia que la opinión nacional conoce y que me duele y avergüenza, quiero expresar a los padres y demás familiares de Claudia Patricia y Khaterine mis sentimientos de profundo pesar por la prematura desaparición de ellas y decirles con el corazón que hubiera preferido ese desenlace fatal para mí", señala una parte del comunicado.

Según informaciones de las autoridades, Castillo sí conducía una camioneta a alta velocidad, que rozó con un taxi, dio vueltas de campana y chocó contra un poste, en una autopista de Cali.

En el accidente murieron las dos mujeres de 21 y 23 años, y resultaron heridas cuatro personas más, entre ellas el mismo Castillo que aún se encuentra recluido en la Clínica Valle de Lilí, donde es custodiado por la policía, tras la detención preventiva que le dictó la Fiscalía Local.

El mismo comunicado agrega que "sabe la ciudadanía que soy ajeno a toda clase de violencia y que si el esparcimiento de mi despedida del país tuvo ese triste final fue sin mi intención y sin mi desidia. A mi madre, a mis hermanos y a mi hija, como a toda Colombia, pido su perdón y su comprensión y les ruego a los míos que sientan el deceso de las hermanas Ojeda como si fuera el mío".

La situación jurídica de Castillo, que se complicó además tras resultar positiva la prueba de alcoholemia que le practicó el Instituto de Medicina Legal, se resolverá a más tardar la próxima semana, según informaron fuentes judiciales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores