Fútbol: Jugador argentino hospitalizado por traumatismo cerebral al anotar gol

El volante Gabriel Migliónico, de Colón de Santa Fe, chocó casualmente con el portero de Nueva Chicago, César Velázquez, y se golpeó la cabeza al caer de espaldas sobre el pasto. El partido debió ser suspendido.

26 de Agosto de 2001 | 09:37 | EFE
BUENOS AIRES.- El volante Gabriel Migliónico, de Colón de Santa Fe, fue hospitalizado de urgencia, con un cuadro de severa conmoción cerebral, tras convertir un gol en el partido contra Nueva Chicago, por la segunda jornada del torneo Apertura de la primera división del fútbol argentino.

El futbolista abrió la cuenta a los 11 minutos, en el cotejo jugado el sábado por la noche, al conectar un centro al área rival, pero en la acción chocó con el portero paraguayo César Velázquez, cayó de espaldas y golpeó su cabeza contra el piso.

La algarabía de la hinchada de Colón de Santa Fe por el gol se trocó rápidamente en angustia al ver que Migliónico, de 23 años, continuaba desvanecido sobre el césped y eran vanos los intentos de sus compañeros y del personal auxiliar por reanimarlo.

El futbolista fue llevado en camilla a los vestuarios, pero como continuaba desvanecido las autoridades del club decidieron trasladarlo en una ambulancia a un hospital de la zona, donde se le diagnosticó un severo cuadro de conmoción cerebral.

"Corrió peligro de muerte, no lo podemos ocultar. Al cabecear al gol, el portero Velázquez le golpeó, sin ninguna intención, en el rostro y lo desvaneció. Por eso cayó violentamente de espaldas y dio muy fuerte su cabeza contra el piso", relató Eduardo Vega, médico del club Colón de Santa Fe.

El médico explicó al periodismo que Migliónico continuará hospitalizado unas 48 horas en observación, ya que las radiografías y otros exámenes médicos que se le practicaron no "revelan que haya sufrido otras lesiones graves".

El partido, en el cual Colón de Santa Fe estrenaba las remodelaciones de su estadio, ahora con capacidad para 32 mil espectadores, fue suspendido por el árbitro Oscar Sequeira por expreso pedido de los jugadores de ambos equipos.

El portero paraguayo Velázquez, de Nueva Chicago, estaba conmovido por esa acción involuntaria que lesionó a Migliónico y, con lágrimas en los ojos, relató al periodismo que al salir a neutralizar un centro le golpeó con sus puños "muy duro, tan duro que me quedaron doloridas mis manos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores