Cupido se entromete en el tour tenístico

Al ya conocido acercamiento entre la rusa Anna Kournikova y el cantante Enrique Iglesias, ahora se suma el idilio que viven la suiza Martina Hingis y el golfista español Sergio García.

MIAMI.- Primero fue un rumor, luego hubo frases de compromiso, y ahora está confirmado: la tenista suiza Martina Hingis y el golfista español Sergio García son "algo más que buenos amigos".

Si hubiera un "torneo del amor", Hingis y García ganarían con comodidad una competencia en la que también están inscritos la tenista rusa Anna Kournikova junto con el cantante español Enrique Iglesias y la número uno del mundo, Jennifer Capriati, con el actor de la serie Friends Matthew Perry.

Tras quedar quinto en el torneo TPC jugado en Ponte Vedra Beach, sobre el Golfo de México, García llegó en la mañana del lunes a Miami con el tiempo justo para instalarse en el departamento de Hingis en Key Biscayne, darse una ducha y verla disputar su pase a cuartos de final del certamen.

Hingis lo llevó en su propio auto hasta el Crandon Park de Key Biscayne, un paraíso al sur de Miami, y García la siguió en casi todo momento.

La ATP le ofreció organizar un partido con el español Alex Corretja, pero García tenía otros planes. "No puedo, debo ver a Martina", dijo. Y la vio ganar. Más tarde se dio el gusto de jugar, y enfrentó a un empleado de la firma de ropa que lo viste en una cancha sin luz al atardecer.

"Juego al tenis desde muy pequeño, pero no creo que me dé el juego para dejar el golf", bromeó en diálogo con la agencia DPA. "Me quedaré hasta el miércoles y luego volaré a España, la verdad que necesito un descanso antes del Masters", agregó, aún transpirado por el partido que acababa de ganar.

Mientras esperaba el partido de dobles que Hingis jugaría junto a Kournikova, García se entretuvo con una asombrosamente locuaz Melanie Molitor, la madre-entrenadora de Hingis. Molitor, habitualmente seria y de pocas palabras, reía tras cada frase de García e intercalaba frecuentes comentarios. Luego vieron juntos el dobles Hingis-Kournikova.

Hingis no quiere hablar del tema, aunque se la viera pasar unos días en febrero en la casa de García y seguir un torneo del golfista en Australia en febrero. "Está en casa", fue su lacónica respuesta cuando se mencionó el nombre del español.

La suiza de 21 años tiene un largo historial de novios, la mayoría de ellos deportistas. Tras su intensa relación con Julián Alonso, el tenista español desapareció del ránking y hoy es un jugador virtualmente retirado.

El sueco Magnus Norman había llegado a la final de Roland Garros y a la cumbre de su carrera en pleno noviazgo con Hingis hace dos años. Hoy, lesionado, debe volver a empezar. El suizo Ivo Heuberger nunca fue un jugador destacado, pero le sirvió a Hingis de breve consuelo en una isla griega tras la pelea con su madre en junio de 1999, luego de la derrota ante la alemana Steffi Graf en la final de Roland Garros.

Del fiscal en Miami que protagonizó hace un año la demanda de Hingis contra un admirador con tintes de acosador ya no hay noticias. Perdidamente enamorada, Hingis le envió un pasaje en junio para estar junto con él en Wimbledon, y poco después el joven abogado se mudó a la casa de la suiza en Tampa. Pero todo duró menos que un partido.

La pregunta de si García sufrirá también la "maldición Hingis", sumiéndose en un ocaso deportivo, es sólo una de las que surgen en torno a las jugadoras jóvenes, ricas, atractivas y famosas.

Kournikova también tiene su corazoncito
¿Por qué Kournikova sigue usando el Porsche blanco que le regaló el jugador ruso de hockey sobre hielo Serguei Fedorov? La relación de ambos terminó oficialmente, y además Kournikova vendió su apartamento en South Beach para concentrarse en su otro hogar de Sunset Island, junto al que Iglesias está construyendo una casa.

En febrero, tras regresar del torneo de Dubai, donde estuvo lejos de cosechar éxitos, Kournikova pasó tres noches en la casa del exitoso cantante latino, y aunque oculten bien la relación, se ven con frecuencia en Miami.

Capriati y Perry están reforzando la amistad que iniciaron en la clínica de rehabilitación por la adicción a las drogas, donde ambos se conocieron hace años. Perry no se pierde un partido de la número uno, y Capriati está más alegre que nunca.

Mientras, Arantxa Sánchez se toma de la mano en las gradas con su entrenador, Antonio Hernández, y en esa misma grada García observa a Kournikova junto a Hingis. En su momento le pidió a su agencia, International Management Group (IMG), que le presentaran a la rusa. Kournikova no mostró interés. Pero entonces apareció Iglesias, y casi al mismo tiempo Hingis, curiosamente también en la órbita de la poderosa IMG.
DPA
Martes, 26 de Marzo de 2002, 11:18
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion