Lleyton Hewitt no le dio revancha a Blake

El tenista australiano, tal como el año pasado, se impuso en el máximo de cinco sets al estadounidense James Blake, clasificando a los octavos de final del US Open.

31 de Agosto de 2002 | 18:54 | AFP
NUEVA YORK.- El australiano Lleyton Hewitt, ganador del año pasado en el US Open, se impuso de nuevo al estadounidense James Blake, aunque con dificultades, en cinco sets, por 6-7 (5/7), 6-3, 6-4, 3-6 y 6-3, y se clasificó para octavos de final del torneo norteamericano del Gran Slam.

Lleyton Hewitt necesitó 3 horas y 34 minutos para ganar al vigesimoquinto favorito, en un partido en que realizó nada menos que quince aces, pero se benefició sobre todo de los errores no forzados del estadounidense, que cometió 86, frente a 40 del australiano.

Hace un año, en segunda vuelta del mismo torneo, también se había impuesto Hewitt en cinco sets, en un partido en que el australiano fue acusado de proferir palabras racistas hacia su rival, de raza negra.

En aquella ocasión, Hewitt se dirigió al árbitro durante la cuarta manga y le dijo en referencia a un juez de silla negro, con cuya labor estaba descontento: "Mírelo, mírelo. No ve ningún parecido".

La opinión pública norteamericana reaccionó con enfado asegurando que el australiano hacía mención a que el jugador y el juez de silla tenía el mismo color de piel, pero Hewitt aseguró que se refería a la similitud entre dos decisiones en su contra tomadas por el mismo árbitro.

La presión era grande sobre el australiano tras aquel incidente. Pero el número uno mundial supo abstraerse del ambiente. "Yo no pensaba en el año pasado, sólo en que iba a ser un partido muy duro y sabía que James había mejorado en su juego respecto a aquella vez", indicó Hewitt.

El hecho de tener el público en contra, motiva al jugador australiano. "He afrontado el partido con mi actitud de Copa Davis, como cuando encuentro públicos difíciles en esa competición. En general yo hago mi mejor tenis en estas condiciones. No sé qué razón puedo bloquearme y centrarme en el partido".

Este es el cuarto triunfo de Hewitt sobre Blake, ya que tras aquel partido, se han enfrentado en dos ocasiones más, en semifinales de Tokio y en octavos de final de Miami y en ambas ganó el australiano.

El australiano se enfrentará en octavos de final al checo Jiri Novak, decimocuarto favorito, que se clasificó este sábado gracias al abandono del chileno Marcelo Ríos, tras haber ganado los dos primeros sets por 6-3 y 6-3.

"Es uno de los jugadores menos valorados de acuerdo a su nivel. Hay que luchar a fondo con él porque nunca da por perdido un partido", indicó respecto a Novak.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores