Hermanas Williams en final del US Open

Venus y Serena disputarán mañana sábado su tercera final de un Grand Slam de la presente temporada al vencer, respectivamente en semifinales, a Amelie Mauresmo, de Francia, y a Lindsay Davenport, de EE.UU.

06 de Septiembre de 2002 | 22:07 | ORBE
NUEVA YORK.- Las estadounidenses Venus y Serena Williams disputarán mañana sábado la tercera final de un Grand Slam esta temporada el sábado en el US Open, tras derrotar este viernes, respectivamente, a la francesa Amelie Mauresmo y a la norteamericana Lindsay Davenport, en semifinales del torneo.

Venus Williams se impuso a Mauresmo por 6-3, 5-7 y 6-4, en 1 hora y 58 minutos, mientras que Serena, que venció a su hermana mayor en las finales de Roland Garros y Wimbledon este año, derrotó a Davenport por 6-3 y 7-5, en 1 hora y 22 minutos.

El dominio del tenis femenino por parte de Venus y Serena Williams, de 22 y 20 años, se ha convertido en un monólogo que hiere a sus rivales, ya que con el de esta edición del US Open, han ganado entre las dos ocho de los últimos 13 Grand Slam.

"Para mí es irritante. Yo no sé qué pensará el público, pero es aburrido que siempre ganen las mismas", ha dicho la francesa, derrotada este viernes por la mayor de las hermanas.

Venus, ganadora de Wimbledon y US Open en los años 2000 y 2001, tuvo problemas con una ampolla en la mano derecha a partir del segundo set en su partido con Mauresmo, a quien derrotó por quinta vez en cinco confrontaciones.

"Era difícil debido a ello sujetar la raqueta. No sé la razón de que me saliera. Nunca tuve una ampolla en mi mano antes, es una nueva experiencia para mí", dijo al término del partido.

Pese a la victoria, Venus Williams deberá mejorar mucho en la final, ya que volvió a cometer más fallas que su rival (44 errores no forzados y 10 dobles faltas, frente a 35 y 4, respectivamente, de la francesa), igual que en su encuentro de octavos de final frente a Chanda Rubin.

"Pese a las fallas traté de estar tranquila diciéndome a mí misma: es sólo un juego, trata de divertirte", dijo la mayor de las Williams, quien agregó que tiene ansia de revancha con su hermana.

"Quiero jugar con ella para que se tenga que emplear a fondo. Creo que está jugando bien, aunque es fácil hacerlo tras haber ganado los dos últimos Gran Slam. Te da confianza. Yo tuve esa misma sensación", indicó Venus.

Serena, vencedora en el US Open en 1999, que no ha cedido ningún set en el torneo, estuvo a punto de perder uno en el partido contra Davenport, cuando perdiendo en la segunda manga por 5-3, acabó ganándola por 7-5, lo que le dio el triunfo final.

La menor de las Williams está feliz de encontrar a su hermana en la final. "Venus está jugando bien y yo regular", dijo bromeando.

"Lindsay estaba jugando muy bien y yo cometía muchos errores al estar muy nerviosa, aunque tiendo a recuperarme cuando las cosas me van mal", dijo Serena Williams al final del partido.

"Ambas queremos ganar. Venús quiere y yo también. Disfrutamos en estos partidos. Pasé lo que pase nos llevaremos otro título y el máximo de dinero en nuestros bolsillos. Lo que está claro es que nos queremos mucho y pase lo que pase nada cambiará", indicó Serena Williams.

Serena es ahora la número uno del mundo y Venus está detrás en la clasificación. La ganadora de la final del sábado se quedará el primer puesto.

Hasta el momento en las confrontaciones entre ambas, Venus lleva una ventaja de 5-4, aunque Serena ha ganado los tres últimos partidos contra Venus (semifinales de Miami, y finales de Roland Garros y Wimbledon).

Tras la derrota en Londres, la mayor de las Williams no ha perdido mingún partido y ha ganado tres torneos. La revancha está servida.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores