Fútbol italiano arregla problemas económicos

La activa participación del Gobierno en la solución de los problemas con la televisión por cable fue determinante para confirmar el inicio de los torneo se las series A y B del calcio.

10 de Septiembre de 2002 | 09:03 | EFE
ROMA.- Mario Pescante, subsecretario del ministerio de Bienes Culturales con responsabilidad para el deporte, ha afirmado este mediodía que la primera y segunda división italiana de fútbol comenzará este próximo fin de semana.

Las palabras de Pescante, ex presidente del Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI) y miembro del COI, han tenido lugar en la sede del citado ministerio al término de la reunión mantenida esta mañana con los distintos sectores futbolísticos, entre ellos la Liga Profesional representada por su presidente Adriano Galliani.

"Ha sido alcanzado un acuerdo, también gracias a los grandes clubes", dijo Pescante.

En la reunión también participaron el ministro de Bienes Culturales, Giuliano Urbani; el presidente del Roma, Franco Sensi; el administrador delegado del Juventus Turín, Antonio Giraudo; el presidente del Como, Enrico Preziosi, en representación de los ocho clubes "rebeldes"; y el subsecretario a la presidencia del Gobierno, Gianni Letta.

El inicio de la liga 2002-03, que debía haberse producido el pasado primero de septiembre, fue aplazado hasta el 15 del presente mes por la falta de acuerdo económico para la transmisión televisiva de los encuentros.

Con posterioridad, ocho clubes (Atalanta, Brescia, Como, Empoli, Perugia, Chievo Verona, Módena, Piacenza), los cuales no tienen contrato con las plataformas digitales televisivas para la transmisión de pago de sus encuentros, anunciaron su negativa a iniciar la liga de no llegar a acuerdo alguno.

A ellos se unió el Roma, cuyo presidente y propietario Franco Sensi, según dijo, "por solidaridad", también anunció que su equipo no jugaría de no quedar resuelto el problema televisivo de los ocho "rebeldes". Si bien, la postura del mandatario romanista era más contra Adriano Galliani.

Se entró en una serie de contactos con las plataformas televisivas, en las que estas ofrecieron 8,26 millones de euros al Brescia y Atalanta; 7,23 al Chievo Verona; 6,197 al Perugia; 5,68 al Empoli, Piacenza, Como y Módena. Es decir, un monto económico cercano a los 53 millones de euros.

Estas cantidades no llegaban a los 80 millones de euros (10 millones por club) que solicitaban los ochos clubes "modestos".

Al final, hoy, con la mediación del gobierno italiano, se ha llegado a un acuerdo, según ha indicado luego Adriano Galliani, presidente de la Lega y vicepresidente del Milán, tras aceptar los denominados "seis grandes" (Milán, Juventus Turín, Inter, Roma, Lazio y Parma) de dar una "contribución" económica a los otros 12 clubes que integran la Serie A (primera división).

Un acuerdo, de momento, con carácter anual. Una contribución que se unira a lo ofertado por las plataformas digitales a cada uno de esos ocho clubes "modestos".

Asimismo, en la reunión se habrían sentado las bases para la autorización por parte del gobierno de la creación en el futuro de una nueva plataforma digital televisiva.

"Los primeros clubes por facturado, es decir Milán, Juve, Inter, Roma, Lazio y Parma, harán una contribución a los doce equipos. Lo importante es que el campeonato se inicie y que el país vuelve a la normalidad", declaró Galliani.

El presidente de la Lega, no obstante, ha precisado que "mientras Juventus, Milán, Inter y Roma ya han dado el sí a dicha contribución extraordinaria, el Lazio y el Parma deben aún de ser informados de dicho acuerdo".

"Esperamos que no pongan problemas, no lo harán", ha comentado un Galliani que no ha querido desvelar cuál será la contribución económica que los "grandes" darán a los más modestos, si bien ha especificado que las cantidades serán mayores en el caso de Juventus, Milán, Inter y Roma, mientras que las correspondientes a Parma y Lazio serán inferiores.

En algunos medios se ha indicado que la cantidad con la que contribuirán Juventus, Milán, Inter y Roma será de 1,2 millón de euros cada uno de ellos, mientras que Lazio y Parma lo harán con unos 500.000 euros.

Al término de la reunión, Pescante se mostró "satisfecho, en especial porque con esta mediación del gobierno se ha evitado la secesión de la Lega".

"Hay que meter mano rápidamente a los gastos de los equipos o las plantillas, o encontrar sistemas aptos para superar esta crisis. Se debe hacer un proyecto y de forma rápida", añadió Pescante.

Para Enrico, presidente del Como y representante de los ocho "rebeldes", la contribución económica de los grandes no se trata de "una limosna": "Es un reconocimiento mínimo y parcial. Una demostración del empeño para revisar de una forma más ecuánime la actual situación de los contratos de la televisión de pago".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores