Nalbandian y su doble cita, Shangai y la final de Copa Davis

El argentino que parte mañana contra Federer en el Masters viaja a Moscú después para luchar contra Rusia en la final de la Copa Davis.

11 de Noviembre de 2006 | 15:11 | EFE

SHANGHAI- Para el argentino David Nalbandian la defensa de su título de campeón de la Copa Masters que comienza mañana contra el suizo Roger Federer es solo un tránsito entre una gran cita, ésta, y otra quizás tan importante o más cuando viaje a Moscú poco después para luchar contra Rusia en la final de la Copa Davis.
 
El cordobés, ya recuperado de la gastroenteritis que le impidió participar en el TMS de París, participará en Shangai y luego esperará en Europa al resto del equipo argentino que viajará a la capital rusa para intentar un título que Argentina aún no posee. 
 
"Este torneo es súper importante, aquí estamos los mejores, es un placer y un orgullo participar, y además una semana después voy a la final de la Copa Davis, y me viene bien porque seguiré jugando en ’indoor’, cosa que en Argentina no podía hacer", dijo Nalbandian, que ha viajado a China con su madre, quien también le acompañará a Moscú después. 
 
"Estuve entrenándome en Argentina, y espero que me vaya bien aquí y luego en la copa Davis. Rusia de local será muy duro, pero nosotros creemos que podemos ganar y vamos a luchar", apuntó David. 
 
"Si jugáramos sobre tierra no me importaría que fuéramos visitantes, pero no es así. Davydenko esta jugando bien pero es muy parejo, y por algo es el único ruso que juega aquí. Tenemos ’chances’, son cinco puntos, complicados, y no es nada sencillo. No solo yo tengo que ir listo, sino todo el equipo. Si hay que integrar a alguien mas será decisión del capitán", dijo Nalbandian para añadir: "Una final lo que importa es ganarla, por eso hay que hacer lo mejor y tratar de ganar". 
 
"Creo que los chicos viajan el miércoles y nos encontramos aquí en Europa. No sé si podrán entrenarse en ’indoor’ en Argentina o quizás en cemento, pero llegarán con días para hacerlo. Estamos súper ilusionados y motivados para esta final".
 
Nalbandian relató que este año había sido algo irregular pero que estaba satisfecho. "Un poco irregular, porque la primera parte fue muy bien, y no muy bien la segunda, me enfermé un poco luego y eso dificultó la programación".
 
Luego, comentó su duelo inaugural con Roger Federer, mañana domingo. "Será duro, también el primer partido del año pasado fue con el. Siempre es difícil, reconozco que no estoy en el grupo más fácil, pero así se dieron las cosas, y hay que jugar contra todos", comentó. 
 
"Es duro, hay que jugarlo, nunca se sabe qué puede pasar, pero creo que va a ser un gran partido. El año pasado casi me toco un grupo parecido, pero creo que todos los partidos se pueden ganar, por lo tanto no se puede pronosticar nada. Yo estoy bien y si juego mi mejor tenis puedo clasificarme para semifinales", dijo.
 
Nalbandian reconoció también que estaba contento con la superficie de Shangai. "La pista nueva es muy distinta, y muy parecida a la de Madrid. La bola pica más alto. Creo que es un poco igual para todos, es cuestión de costumbre y con unos días de entrenamiento alcanza. Pero esta cancha favorece a los españoles más que la del año pasado", apuntó.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores