Estiman desempleo julio-septiembre en 10,2-10,3%

El subdirector del Programa de Economía del Trabajo (PET), Patricio Escobar, señaló que la economía chilena se encuentra en una situación muy difícil en la cual el flagelo del desempleo continuará afectando a los trabajadores puesto que a su juicio constituye un problema de carácter estructural en el modelo de desarrollo.

08 de Agosto de 2000 | 12:01 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El subdirector del Programa de Economía del Trabajo (PET), Patricio Escobar, señaló hoy que la economía chilena se encuentra en una situación muy difícil en la cual el flagelo del desempleo continuará afectando a los trabajadores puesto que a su juicio constituye un problema de carácter estructural en el modelo de desarrollo, que tiende a crecer sin generar nuevos puestos de trabajo.

El economista dijo que de continuarse por este camino, en los próximos meses la tasa de desocupación nacional alcanzará nuevamente los 2 dígitos, incluso proyectó que el trimestre julio-septiembre esta podría alcanzar a 10,2-10,3%.

"Lo más probable es que gran parte del 2001 sigamos en dos dígitos, incluso este año alcanzaría un promedio anual de 9,5%", estimó.

Escobar señaló que no se puede separar la situación del empleo con la reactivación, porque según explicó ambas variables forman parte de un solo proceso, por lo que llamó al Estado a abandonar su papel de observador y asumir la responsabilidad que le cabe en esta materia.

"La política actual implica hace recaer sobre las espaldas de los trabajadores el peso de la reactivación y según la experiencia histórica, el sacrificio que hacen hoy no será reconocido mañana", señaló.

Escobar sostuvo que contrariando los discursos y expectativas oficiales, los antecedentes disponibles indican que la crisis económica se encuentra lejos de constituir un problema del pasado. Añadió que a excepción del IMACEC, cuyas cifras positivas se relacionan preferentemente con la base de comparación utilizada, "la mayor parte de las variables que nos permiten apreciar la marcha de la economía, muestran una conducta sino inversa, a lo menos errática".

El economista señaló que el aumento de la ocupación ocurrido a fines de 1999 fue presentado como "la prueba irrefutable" de que la recesión había quedado atrás. Sin embargo, la nueva escalada iniciada luego del período de verano ha sido explicada como un fenómeno estacional.

"La estacionalidad es inherente al desenvolvimiento económico de nuestro país y si bien el incremento de la desocupación observado en los últimos meses responde en parte a ese fenómeno, también sirve para ayudar a explicar el aumento de la desocupación a fines del año pasado. ¿Acaso la estacionalidad es un argumento que se utiliza sólo cuando conviene?", se
preguntó.

Al respecto, recalcó que el aumento del desempleo se correlaciona de modo directo con el comportamiento contractivo de la demanda interna, por lo que si atendemos a las estadísticas del INE, casi 600.000 trabajadores no cuentan con un ingreso que les permita demandar bienes y servicios, y en aquellos que conservan sus empleos se observa una drástica caída en su propensión al consumo ante la incertidumbre que rodea al mercado laboral.

"Contrario a la orientación de la política actual resulta indispensable que el Estado no eluda el rol que le cabe en la reactivación de una economía peligrosamente cerca del estancamiento. La crisis tiene un costo social y económico y en las actuales condiciones la alternativa más eficiente es un
fuerte incentivo del sector público, que transitoriamente debe ser financiado con déficit", postuló

Posteriormente, dijo, en una clara senda de recuperación, se deberán hacer los esfuerzos conducentes a restablecer una situación de equilibrio en las cuentas fiscales. "La reactivación es tal, si tiene como condición acostumbrarnos a una tasa de desempleo que es el doble respecto al período previo a la crisis", argumentó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores