IPC de julio refleja lenta recuperación del gasto

La baja variación del IPC tomó por sorpresa al mercado, pero reflejó un hecho cada vez más palpable, una lenta recuperación del gasto de la economía, sustentada en un alto desempleo y bajas expectativas de recuperación, sostuvo Bice Corredores en su informe semanal.

08 de Agosto de 2000 | 18:40 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- La baja variación del IPC tomó por sorpresa al mercado, pero reflejó un hecho cada vez más palpable, una lenta recuperación del gasto de la economía, sustentada en un alto desempleo y bajas expectativas de recuperación, sostuvo Bice Corredores en su informe semanal.

A continuación un extracto del análisis:

El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, reconoció que la situación está complicada, al afirmar en la semana que a "las autoridades económicas no les temblará la mano para buscar una nueva combinación de política monetaria fiscal, si se observa una tendencia de estancamiento tanto del producto como del gasto interno".

El dinero, medido como M1A, indicador líder en anticipar la evolución económica, mostró una leve recuperación en julio.

Anteriormente venía cayendo desde diciembre. En un principio, afectado por el cambio de milenio parecía normal que iniciara un descenso después de diciembre de 1999. Éste, medido como M1A, después de llegar a un peak de 17,2% real en 12 meses en diciembre, había caído en forma consistente para llegar a una expansión a junio de sólo 1,9%.

En julio, sin embargo, mostró una recuperación, elevándose a 2,8% real en 12 meses. Dado su nivel aún muy bajo, ello no descarta que se anticipe una desaceleración de la actividad en los próximos meses. En enero redujo su tasa de crecimiento real a 14,4%, en febrero a 10,1%, en marzo a 7,2%, en abril a 6,5% y a 3,3% en mayo.

El IPC de julio se situó por debajo de las proyecciones, al anotar una variación de 0,1% frente a una expectativa media de 0,3%. Con ello, en el año se acumula una variación de 2,5% y 3,8% en 12 meses. El alza de la variación en 12 meses del IPC, de 3,7% en junio a 3,8% en julio, fue consecuencia básicamente de los no transables. Ellos anotaron una variación de 5,2% vs. 4,9% del mes anterior, 2,4 puntos más que a diciembre.

Ello, sin embargo, se explicaría en gran parte por el alza de las tarifas de locomoción colectiva, incluidas en esta sub agrupación. Los transables continuaron el descenso que vienen registrando desde febrero, cuando su variación en 12 meses totalizaba 3,1%, a pesar del alza del dólar. En junio, esta variación llegó a 2,3% frente a 2,4% del mes pasado.

En promedio durante julio, el dólar presentó un aumentó de 7,7% respecto a igual mes de 1999. Su variación mínima en este ciclo se alcanzó en marzo, con una variación de 2,4%.

La inflación subyacente -que excluye frutas, verduras y combustibles muestra una tendencia más estable. Después de aumentar su variación en 12 meses, de 2,1% en diciembre a 2,7% en febrero, se ha mantenido fluctuando cerca de este valor, mostrando tanto en mayo como en junio y julio una variación de 2,7%.

Ello indicaría que no se observan presiones inflacionarias en la economía, más aún si dentro de esta agrupación está presente el alza de la locomoción colectiva. El alza de tipo de cambio, mientras se mantenga a niveles moderados, no parece complicar la meta de inflación para el 2000, dado un escenario de lenta reactivación económica, y mantención de una alta tasa de desempleo. El tipo de cambio acumula un alza en 12 meses de 5,0% en julio.

Para agosto, se espera un repunte del IPC, a niveles de 0,4%-0,5%, por efecto del alza de los combustibles y alza esperada en las tarifas de locomoción colectiva. El alza de las tarifas de microbuses tienen un efecto de 0,1 puntos porcentuales en el IPC por cada 10 pesos de alza.

A ello se agrega el alza la estacionalidad de algunos productos agrícolas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores