Evalúan paralización de traspaso a privados de Essam y Essar

Así lo afirmó el diputado (PS) Francisco Encina debido a la serie de irregularidades que se han dado en el traspaso a privados de empresas como Esval, en las que se han aumentado las tarifas y no se han cumplido con las inversiones propuestas.

21 de Agosto de 2000 | 15:42 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El diputado (PS) Francisco Encina afirmó hoy que el Gobierno se comprometió a evaluar una eventual paralización del proceso de privatización de las sanitarias Empresa de Servicios Sanitarios del Maule (Essam) en la VII Región y la Empresa de Servicios Sanitarios de la Araucanía (Essar) en la IX Región -fijado para el 2001- debido a la serie de irregularidades que se han dado en el traspaso a privados de empresas como Esval, en las que se han aumentado las tarifas y no se han cumplido con las inversiones propuestas.

"La decisión del Gobierno ha sido parar el tema de las privatizaciones con Essbío (VIII Región) y considerar y evaluar las posibilidades de privatización de las sanitarias de las VII y IX regiones antes de llamar a licitación", afirmó luego de reunirse, junto con el senador Carlos Ominami y el diputado Carlos Montes, con el ministro Secretario General de la Presidencia, Alvaro García.

Según el diputado, las inversiones en las sanitarias Essam y Essar son menores y están saneadas económicamente por lo que "pueden asumir sus inversiones claramente".

Ominami precisó que, en el caso de Esval, los supuestos que se manifestaron para justificar la privatización no se han cumplido lo que se relacionan con producir una fuerte inyección de capital para ampliar el programa de inversiones y eventualmente reducir tarifas. "A 15 meses de producida la privatización, se constata que han aumentado en un promedio de 22% las tarifas, llegando en
algunas localidades a un 50-60%; han habido recortes en los programas de inversión y la empresa Enersis realizó una ganancia de capital de US$ 49 millones".

A su juicio, "esa rentabilidad es excepcional y producto de una privatización mal hecha. Se privatizó la empresa y luego se fijaron las tarifas".

Explicó que solicitaron al Gobierno que analice cómo se realizó el proceso para evitar cometer los mismos errores. También plantearon la necesidad de revisar la política de subsidios para compensar los efectos negativos que han tenido las alzas en las tarifas.

En el caso de Emos, Montes sostuvo que el problema también radica en una subida en los valores y con los trabajadores.

Si bien las tarifas son reguladas, Encina expresó que "la Superintendencia de Servicios Sanitarios señaló en su momento que las tarifas no iban a subir, e incluso, que podían bajar, por lo que no se cumplió el protocolo de acuerdo que se firmó cuando se aprobó la ley de regulación. Entendemos que hay programas tarifarios en las distintas empresas, pero éstas han subido sin planes de
inversión que estén claramente establecidos y que se hayan cumplido", sostuvo.

A su vez, cuestionaron el rol que están jugando los directores que representan al Estado en estas empresas sanitarias ya que "vemos que son directores inactivos respecto de los temas fundamentales de estas empresas".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores