Banco de Chile no citará a junta de accionistas antes de 30 días

El gerente general de la entidad, René Lehuedé, afirmó que aún están pendientes las autorizaciones por parte de las superintendencias de Bancos y de Valores y Seguros para que se cite a la junta. La reunión es necesaria para que le grupo Luksic pueda tomar el control tras adquirir en diciembre pasado cerca del 35% de la propiedad del banco.

05 de Enero de 2001 | 15:46 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- No antes de 30 días podría ser convocada la junta extraordinaria de accionistas del Banco de Chile, reunión necesaria para que le grupo Luksic pueda tomar el control de la entidad tras adquirir en diciembre pasado cerca del 35% de su propiedad.

El gerente general de la entidad, René Lehuedé, afirmó que aún están pendientes las autorizaciones por parte de las superintendencias de Bancos y de Valores y Seguros para que se cite a la junta, la cual tiene que ser convocada por el directorio a petición de un accionista que represente más del 10%.

"La petición a la junta no ha ocurrido aún, y hay un plazo entre 10 a 15 días, desde que sea convocada por el directorio, para que pueda realizarse", precisó.

Según el ejecutivo, "la superintendencia de Bancos tiene que pronunciarse respecto de la solicitud de Quiñenco para adquirir un porcentaje relevante del banco y considerando que aún falta la autorización de la SVS (respecto al interés por adquirir un 5%), no podríamos pensar que ésta se realice a fines de enero o principios de febrero".

En cuanto a si la administración ha tenido contactos con el grupo Luksic, sostuvo que éstos se han realizado a nivel de la presidencia, específicamente con Segismundo Schulin-Zeuten.

Al referirse a su futuro en la entidad, Lehuedé comentó que "no ha habido un contacto directo y en los 21 años que llevo en el banco he ocupado diversas gerencias contando siempre con la total y absoluta confianza del directorio. Espero que esta situación no cambie con el futuro directorio".

El ejecutivo se mostró cauto en cuanto a una pronta fusión de la entidad con el Banco Edwards (que pertenece en un 51% al grupo Luksic), ya que el tema requiere tiempo.

"Para que haya una fusión debe haber una votación favorable del 66% de las acciones, por lo tanto es una situación que está dentro del futuro de esta empresa como de otras, y evidentemente, las noticias que se informan sin un plazo para ello, generan inquietud", declaró.

En todo caso, Lehuedé afirmó que el banco ha sido administrado independientemente de quienes tienen la propiedad, lo cual ha permitido contar con una rentabilidad del 25% sobre patrimonio en la última década. Agregó que por este motivo la institución seguirá funcionando con normalidad y al margen de lo que pueda ocurrir con la transferencia del control.

"Esta es una demostración de que nuestro plan para el 2001 sigue y es ambicioso y supera los resultados obtenidos este año. Para este año, esperamos invertir del orden de los US$ 18 millones, que corresponde a la depreciación del banco", acotó el ejecutivo.

En cuanto a si la entidad se hará parte de la querella presenta por la SVS por la falsificación de un documento que consideraba que el grupo Luksic deseaba adquirir el 25% del Banco de Chile, sostuvo que si bien esta posibilidad aún no ha sido analizada, "no creo que podamos estar involucrados como banco en una situación de esta índole". Añadió que la SVS ha entregado la información relacionada a este caso, pero "como administración estamos absolutamente ajenos al quehacer de las transferencias de acciones o de lo que haya ocurrido en relación a in formaciones falsas".

Finalmente, Lehuedé manifestó que los resultados obtenidos por el banco permitirán pagar al Banco Central la cuota correspondiente a la deuda subordinada e incluso amortizar más allá de la cuota.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores