Reducción de tasa de interés permitiría crecimiento de 5,6%

El gerente de la División de Estudios del Banco Central, Felipe Morandé, afirmó que si la entidad no hubiera reducido la tasa de interés de política monetaria a 4,75% el pasado 18 de enero, el Producto Interno Bruto se expandiría sólo un 5,5% en el 2001 y el 2002.

24 de Enero de 2001 | 12:14 | El Mercurio Online, por Carola Ortega
SANTIAGO.- El gerente de la División de Estudios del Banco Central, Felipe Morandé, afirmó hoy que si la entidad no hubiera reducido la tasa de interés de política monetaria a 4,75% el pasado 18 de enero, el producto interno bruto (PIB) se expandiría un 5,5% en el 2001 y el 2002.

Asimismo, la inflación se hubiera ubicado en un 3,2% y en un 2,6%, y el índice subyacente en un 3,1% y 2,7%, respectivamente.

Morandé indicó que la disminución de la tasa en 25 puntos base llevará a que la actividad económica crezca un 5,6% este año y un 5,9% el próximo, al tiempo que la inflación será de 3,4% y 2,9% y la subyacente de 3,2% y 3,0%, respectivamente, en línea con la meta rango de mediano plazo de 2-4% centrada en el punto medio de la banda.

"No se puede esperar que todos los problemas del país se resuelvan con el manejo de la política monetaria. Para mejorar las expectativas y la confianza se pueden hacer muchas cosas en política microeconómica, como por ejemplo, promover la flexibilidad en los mercados", dijo Morandé al dar a conocer el tercer Informe de Política Monetaria del BC a economistas en un encuentro organizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP).

Agregó que se debe poner especial énfasis en conseguir que los mercados de factores (laboral y de capitales, principalmente) sean lo más flexibles posible, de modo de facilitar "el reacomodo de recursos que requiere la economía. Esto es, permitir que el trabajo y los capitales se desplacen desde los sectores más deprimidos hacia los más dinámicos".

Precisó que el proyecto de reforma laboral plantea algunas medidas que flexibilizan ese mercado y otras que no lo hacen, pero que la discusión parlamentaria deberá tener necesariamente en cuenta que la tasa de desempleo permanecerá alta durante el 2001, por lo que "existe la necesidad de que los recursos se muevan entre los diversos sectores".

"El BC no quiere decir qué elementos son o no razonables en el proyecto, sino que precisar que una mayor flexibilidad es mejor que una menor. Sin embargo, éste es sólo un factor porque el problema del empleo no se reduce al proyecto, sino que a una infinidad de elementos que están detallados en el Informe", expresó.

Respecto a las críticas de algunos economistas y empresarios en cuanto a que la rebaja de tasas debió haber sido más pronunciada (50 puntos base), Morandé sostuvo que si bien existe espacio para que el instituto emisor sea más agresivo en el uso de la política monetaria "tenemos que tener una actitud más cautelosa que el resto de las personas".

"No podemos seguir los pasos de Alan Greenspan (presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos), porque nuestra realidad e historia son muy distintas... La historia nos pesa mucho a la hora de tomar decisiones", puntualizó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores