No existen presiones que pongan en peligro meta inflacionaria

El ministro de Economía, Minería y Energía, José De Gregorio, insistió hoy en que la situación inflacionaria del país está bajo control, y que no se observan presiones de ningún tipo que pongan en peligro la meta rango de 2-4% del Banco Central para el mediano-largo plazo.

02 de Febrero de 2001 | 17:55 | ValorFuturo, por Carola Ortega
SANTIAGO.- El ministro de Economía, Minería y Energía, José De Gregorio, insistió hoy en que la situación inflacionaria del país está bajo control, y que no se observan presiones de ningún tipo que pongan en peligro la meta rango de 2-4% del Banco Central para el mediano-largo plazo.

Al comentar la variación de 0,3% que experimentó el Indice de Precios al Consumidor (IPC) durante enero, el secretario de Estado señaló que la cifra está en línea con lo previsto, a pesar de la incidencia de los combustibles.

"En 12 meses tenemos una inflación de 4,7%, que es un poco más alta de lo que prevé el BC para el 2001 de entre 3% y 4%. Sin embargo, si analizamos la inflación subyacente (+3,4%) vemos que estamos bajo el 4%; por lo tanto, la situación inflacionaria está bastante controlada y absolutamente dentro de línea", dijo De Gregorio.

Agregó que si bien no se puede saber qué va a pasar con el precio del petróleo en el mercado internacional en las próximas semanas, el Gobierno proyecta una situación "bastante más cómoda para estos meses y el resto del año".

"Por la evolución que ha tenido durante esta semana el valor del crudo y de sus principales determinantes (tipo cambio y trayectoria de los derivados) estaríamos a partir del lunes y la semana subsiguiente en presencia de algunas bajas relativamente importantes, que compensarán las alzas que hemos tenido... No estamos en un escenario de alzas de precios preocupante y eso -después de 1 año tan malo- nos deja bastante tranquilos", comentó.

Respecto al planteamiento de Metrogas de que el gas natural comprimido sería una mejor alternativa para la descontaminación, De Gregorio recordó que el diesel ciudad contiene un 0,03% de azufre, a diferencia del 0,1% del nivel actual.

"El diesel ciudad no es el único combustible que se puede usar para descontaminar. El gas natural también es una alternativa, pero hay que montar los negocios para que sean rentables y se puedan aplicar. El Gobierno y la Enap (Empresa Nacional del Petróleo) han hecho esfuerzos por llegar a estándares de países desarrollados en materia de diesel, y no creo que alguien en la Región Metropolitana pueda reclamar por ese avance en reducir la contaminación", expresó.

En cuanto a las declaraciones del gerente de Ventas de Copec, Lorenzo Gazmuri, quien afirmó que la política de impuestos del Gobierno incrementa el número de vehículos a petróleo e incentiva la comercialización de combustibles adulterados, De Gregorio se precisó que no se trata de "una política del Gobierno sino de todo el país".

"Los impuestos que hoy existen fueron aprobados en el Congreso durante los 90, y otros cambios se han hecho para obtener algunas cosas como una rebaja arancelaria, que es beneficiosa para todo el país. Aquí lo importante es generar los incentivos necesarios para tener combustibles más limpios... En estos momentos no está en discusión cambiar la estructura tributaria de los combustibles. La decisión es mantener lo que tenemos, pero tenemos que pensar en incentivos para que haya un traslado hacia combustibles más limpios. Si nuestro sistema tributario genera ciertas distorsiones por materia de recaudación, tendremos que tratar de corregirlas para caminar hacia combustibles menos contaminantes", puntualizó.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores