Se reaviva temor de una recesión en Japón

El anuncio este jueves de un claro descenso del Producto Interior Bruto en el tercer trimestre del año pasado en Japón ha vuelto a hacer resurgir el espectro de la recesión, después de que la bolsa batiera récords a la baja en los últimos 28 meses y ante crecientes dudas sobre la salud financiera de los principales bancos del país.

08 de Febrero de 2001 | 11:28 | AFP
TOKIO.- El anuncio este jueves de un claro descenso del Producto Interior Bruto (PIB) en el tercer trimestre del año pasado en Japón ha vuelto a hacer resurgir el espectro de la recesión, después de que la bolsa batiera récords a la baja en los últimos 28 meses y ante crecientes dudas sobre la salud financiera de los principales bancos del país.

Los economistas temen que la situación se agrave de nuevo, a la vista de la desaceleración de la economía estadounidense, un mercado clave para las estrellas de la exportación como Toyota o Sony, cuyo dinamismo sirvió de motor para la economía en el primer semestre 2000.

El Gobierno anunció una contracción del 0,6% para julio-septiembre, en lugar del crecimiento del 0,2% indicado inicialmente. Se trata de su revisión más fuerte decidida desde 1978.

En ritmo anual, la segunda economía mundial se contrajo un 2,4%.

Los economistas juzgan esas cifras "inquietantes", como Koichi Ono, del instituto de investigación Daiwa, para quien "la principal razón de ese crecimiento negativo es la caída de la inversión privada".

Esas inversiones aumentaron solamente un 1,5%, en lugar del 7,8% anunciado hace meses.

Esas malas noticias acentuaron la caída de la bolsa de Tokio, ya muy deprimida. El índice Nikkei 225 cayó el jueves a su peor nivel desde el 15 de octubre de 1998, perdiendo un 1,7%, a 13.138,23 puntos.

Una nueva contracción del PIB entre octubre y diciembre significaría que Japón entra en recesión, según la definición generalmente aceptada de dos trimestres consecutivos de actividad inferior a cero.

Desde el estallido de la burbuja especulativa inmobiliaria y financiera de hace diez años, Japón alterna las fases de recuperación y de franca recesión.

La última sucedió en la segunda mitad de 1999, pero la economía se recuperó a continuación, gracias a las exportaciones y a una sucesión continuada de planes de reactivación económica gubernamentales.

"Anticipamos la recuperación porque pensábamos que las pequeñas y medianas empresas iban a incrementar sus inversiones, siguiendo el ejemplo de las grandes", subrayó Ono, confesando que había sido "excesivamente optimista".

El sector de las tecnologías de la información, en el que se habían depositado muchas esperanzas, no ha sabido mantener sus promesas, con el estallido de la burbuja internet en Estados Unidos y Japón y el descenso de la demanda mundial de ordenadores y semiconductores.

Ante la ausencia de un reinicio del consumo (completamente plano en julio-septiembre respecto al trimestre precedente), los expertos estiman que la economía nipona está volviéndose muy vulnerable ante los factores externos.

"No se puede contar con los datos fundamentales internos para revitalizar la economía, solamente los externos. Todo dependerá de la rapidez de la recuperación en Estados Unidos", comentó Naoki Murakami, economista de BNP Paribas.

El banco HSBC en Tokio prevé que un descenso del crecimiento estadounidense del 5% en 2000 al 0% este año amputaría el crecimiento japonés en un 1,2%, lo que sería "potencialmente suficiente para desencadenar una recesión".

"En el próximo trimestre (octubre-diciembre del año pasado) podría suceder que el PIB se deslice hasta un territorio negativo a causa de la debilidad de las exportaciones y la caída del gasto público", se inquietó Satoru Ogasawara, economista del Crédit Suisse First Boston.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores