El Nikkei en descenso tras desplome en Wall Street

La bolsa de Tokio registró hoy por segundo día consecutivo fuertes descensos y perdió 351,67 puntos, un 2,89 por ciento, con lo que el índice Kikkei cayó por debajo de la barrera de los 12.000 puntos por primera vez desde 1985, debido al desplome de Wall Street y a la incertidumbre política en Japón.

13 de Marzo de 2001 | 07:47 | EFE
TOKIO.- La bolsa de Tokio registró hoy por segundo día consecutivo fuertes descensos y perdió 351,67 puntos, un 2,89 por ciento, con lo que el índice Kikkei cayó por debajo de la barrera de los 12.000 puntos por primera vez desde 1985, debido al desplome de Wall Street y a la incertidumbre política en Japón.

Al final de la jornada, el índice Nikkei cerró en 11.819,70 puntos.

El indicador Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, cayó 35,40 puntos (un descenso del 2,94 por ciento), hasta 1.170,58 puntos.

El volumen de negociaciones fue de 792,73 millones de valores, frente a los 693,64 millones de ayer.

Los valores en descenso superaron aquellos en ascenso por 1.208 contra 182 mientras que 77 títulos repitieron cotización.

La presión vendedora se originó por el descenso de los mercados en Estados Unidos, donde el indicador tecnológico Nasdaq cerró por debajo de los 2.000 puntos por primera vez desde diciembre de 1998 y el Dow Jones de Industriales perdió un 4,10 por ciento.

La evolución de Wall Street, que se repite en Tokio al día siguiente, neutralizó el alza del Producto Interior Bruto entre octubre y diciembre de 2000, uno de los pocos indicadores positivos de la economía japonesa de las últimas semanas.

Ayer el Gobierno anunció un ascenso del 0,8 por ciento del PIB en el cuarto trimestre del año pasado, pese a que el consumo individual retrocedió un 0,6 por ciento con respecto al trimestre anterior.

El Nikkei sin embargo terminó el día por debajo de los 12.000 yenes por primera vez desde el 7 de febrero de 1985, cuando cerró en 11.940,80 yenes.

Aunque el descenso del Nikkei se produce a menos de tres semanas de que concluya el año fiscal en curso, el 31 de marzo, el Gobierno desvirtuó la gravedad de la situación.

Los ministros de Economía, Comercio e Industria, Takeo Hiranuma, y el de Finanzas, Kiichi Miyazawa, afirmaron que no había "razón para el pánico" y manifestaron su esperanza de que el consumo individual repunte entre enero y marzo.

El ministro portavoz del gobierno, Yasuo Fukuda, afirmó que el desplome de la bolsa tiene razones financieras y no políticas, en referencia al vacío de poder iniciado tras el anuncio velado de dimisión del primer ministro Mori el pasado sábado.

Al cierre del Nikkei, el PLD celebraba una convención en la que el partido hegemónico que domina Japón desde hace medio siglo espera anticipar para antes de septiembre la elección interna de su presidente, quien se convierte por obra de su mayoría parlamentaria en primer ministro.

Las ventas afectaron los valores tecnológicos como la telefónica NTT DoCoMo, mientras que Hitachi, Toshiba, NEC, Fujitsu, Kyocera, Mitsubishi Electric, Matsushita Electric, Matsushita Communication y TDK registraron mínimos récord desde el año pasado.

Sony anunció el retraso del lanzamiento de acciones de seguimiento, con dividendos pero sin derechos de propiedad, de su filial de Internet por temor a provocar posteriores hundimientos del Nikkei con exceso de oferta.

Los retrocesos afectaron también casas de valores como Nomura, Nikko y Daiwa.

La Asociación Japonesa de Banca expresó su preocupación por el descenso que afectó sobre todo a los bancos Sanwa, Sakura y Asahi.

Al final de la jornada el parecer de los analistas se dividía entre los que aseguran que el Nikkei ha tocado fondo y aquellos que consideran probable un descenso técnico a los 11.200 puntos en los próximos días.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores