Ministro de Economía argentino dice que en su plan "no habrá grandes sorpresas"

A pesar de que no adelantó sus planes concretos, Ricardo López Murphy sostuvo que "voy a encauzar lo que se ha salido de cauce", en alusión al aumento del déficit público registrado en los primeros meses de este año.

15 de Marzo de 2001 | 10:16 | Agencias
BUENOS AIRES.- El ministro argentino de Economía, Ricardo López Murphy, aseguró que "no va a haber grandes sorpresas" en las medidas de ajuste que prepara y advirtió que su trabajo "no se guía por las elecciones" legislativas de octubre próximo.

"El grueso de las cuestiones que tenemos que enfrentar hay que hacerlas haya o no elecciones", subrayó en una entrevista publicada hoy, jueves, por el diario local "La Nación".

López Murphy, que tomó posesión de su cargo hace diez días, sostuvo que "se sobrestimó" el efecto que tendría la millonaria ayuda financiera recibida por el país en la meta de reactivar la economía, que sufre una recesión desde mediados de 1998.

"Voy a encauzar lo que se ha salido de cauce", apuntó en alusión al aumento del déficit público registrado en los primeros meses de este año.

El ministro se negó en tres ocasiones a lo largo de la entrevista a hablar de sus planes concretos en momentos en que hay una gran expectación sobre los anuncios que hará mañana, viernes, y en que los sindicatos ya han amenazado con huelgas en caso de que aplique un nuevo ajuste económico.

Sin embargo, admitió que una parte de sus planes dependen de la aprobación del Parlamento.

"Confío en la racionalidad de los dirigentes políticos, aunque va a haber debate, como en toda democracia pluralista", comentó.

"Vamos a hacer lo que convenga hacer y que sea más funcional para la República", señaló al responder sobre la posibilidad de que el Gobierno aplique medidas por decreto en caso de que no reciba el visto bueno de los legisladores.

La prensa de negocios destacó hoy que la tasa de riesgo de inversión en Argentina se disparó hasta casi 800 puntos básicos a causa de la tardanza de López Murphy en anunciar su plan, que se atribuyen a discusiones en el Gobierno sobre el alcance del ajuste.

Los expertos dan por descontado que se recortará el gasto público en 2.000 millones de dólares este año, en vista de que el ministro dijo varias veces que lo principal es cumplir el acuerdo crediticio vigente con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Ministerio de Hacienda admitió que el déficit público en el tercer trimestre del año superará en unos 700 millones de dólares al tope pactado con el FMI, que ha enviado una misión a Buenos Aires para analizar cómo corregir ese desvío.

Según los cálculos oficiales, el "rojo" del Tesoro llegará a finales de mes a 2.800 millones de dólares, lo que equivale al 43 por ciento del tope de 6.500 millones pactado con el organismo financiero para todo el año.

El jefe de la misión enviada por el FMI a Buenos Aires, el chileno Tomás Raichman, advirtió el miércoles que hace falta "dar un golpe de timón" para corregir el desfase de las cuentas públicas.

Raichman subrayó además que hubo "un grave retroceso" en las cuentas del Tesoro desde finales de diciembre pasado, en que Argentina accedió a créditos de "blindaje financiero" por 39.700 millones de dólares aportados por el FMI, España, los bancos Mundial (BM) e Interamericano de Desarrollo (BID) y otros organismos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores