Falta de financiamiento y exceso de impuestos impiden desarrollo empresas

El economista jefe interino del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eduardo Lora, señaló hoy que los mayores obstáculos para el funcionamiento y expansión de los negocios en América Latina dicen relación con el ambiente macroeconómico y regulatorio de sus países.

16 de Marzo de 2001 | 15:40 | ValorFuturo, por Carola Ortega
SANTIAGO.- El economista jefe interino del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eduardo Lora, señaló hoy que los mayores obstáculos para el funcionamiento y expansión de los negocios en América Latina dicen relación con el ambiente macroeconómico y regulatorio de sus países.

Al dar a conocer los resultados de una encuesta dirigida a unas 100 empresas de 73 países de todas las regiones del mundo, Lora indicó que el problema más grave es la falta de financiamiento seguido del exceso de impuestos y regulaciones, la inestabilidad de las políticas, la inflación y la tasa de cambio, y muy posteriormente el crimen, la corrupción y la inoperancia de la justicia.

Destacó que los problemas de financiamiento afectan con mayor severidad a las empresas de menor tamaño, ya que las grandes pueden escapar de las limitaciones financieras de los países donde operan.

"Los países con menor desarrollo financiero deben poner énfasis en los factores macro e institucionales que afectan al sector financiero en su conjunto, más que en aquellas variables que inciden en el acceso diferencial al crédito por tipos de empresas", dijo Lora.

Agregó que los países menos afectados de América Latina por el exceso de impuestos y regulaciones son Chile, Panamá y Belice, y que las empresas de tamaño mediano son las más afectadas por este tipo de problemas, ya que las grandes cuentan con la escala necesaria para absorber fácilmente los costos fijos que implica la regulación y los canales de influencia para inclinar las normas y su aplicación a su favor.

En tanto, los países más afectados por la incertidumbre e inestabilidad de las políticas son Venezuela, Ecuador, Brasil, Colombia y México, mientras que las empresas que menos se quejan del impacto son las manejadas por juntas directivas o por el gobierno y aquellas que tienen vinculaciones anteriores de propiedad al gobierno y las más jóvenes.

Por su parte, los empresarios menos afectados por la inflación son los de Argentina, Panamá, Belice, Uruguay y Chile y los menos perjudicados por la tasa de cambio son los que manejan grandes entidades, al margen del sector donde operan.

Según Lora, la severidad de los problemas resulta consistente con el hecho de que las grandes empresas latinoamericanas son demasiado pequeñas para los patrones mundiales, tanto en la cantidad de activos que movilizan como en el volumen de empleo que generan.

"Las empresas latinoamericanas se encuentran muy poco apalancadas, puesto que movilizan muy pocos activos totales para el capital que poseen... Las grandes empresas de los sectores reales movilizan pocos activos y generan poco empleo a pesar de que sus niveles de capitales son normales", sostuvo.

Resaltó que los problemas antes descritos redundan en un bajo crecimiento económico, una escasa productividad y en una atrofia empresarial.

Para superar esto, afirmó que no basta integrarse a la economía mundial, sino que además se requiere estabilidad macroeconómica, movilizar los recursos productivos disponibles y aprovechar las externalidades en la producción.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores