Sindicalización artificial en reforma laboral no la podemos aceptar

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía indicó que las indicaciones sustitutivas del Ejecutivo "recogen las necesidades del mundo moderno", pero que hay aspectos que "aún se deben estudiar".

26 de Marzo de 2001 | 13:00 | ValorFuturo
SANTIAGO.- El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía, reconoció hoy que las indicaciones realizadas por el gobierno a las Reformas Laborales "son un avance" en materia de flexibilización laboral, pero que el proceso de "sindicalización artificial" de esta iniciativa es un aspecto que "no podemos aceptar".

"La negociación es parte de las relaciones laborales. Eso a los empresarios nos gusta, pero no se puede hacer con fueros personales", sostuvo, agregando que se debe capacitar a los dirigentes sindicales y que estos grupos negociadores deben ser "profesionales".

Ariztía indicó que las indicaciones sustitutivas del Ejecutivo "recogen las necesidades del mundo moderno", pero que hay aspectos que "aún se deben estudiar".

En todo caso, coincidió con el gobierno en que el tema se debe superar los antes posible. "Nos interesa sacarlos de la agenda económica, ya que discutirlo todos los días, sólo genera más cesantía en el país", señaló, rechazando al mismo tiempo la propuesta de los diputados de la Democracia Cristiana, quienes pidieron sacar el proyecto del Congreso. "Pretender volver a fojas cero sería algo inadecuado", subrayó.

Consultado por los avances en la discusión contra la evasión y elusión tributaria, Ariztía indicó que "no hay acercamientos ni avances por el momento".

Por otra parte, criticó la iniciativa de los senadores Alejandro Foxley (DC) y Edgardo Böeninger (institucional) de aumentar los impuestos a las empresas como compensación de la carga tributaria de las personas.

"Desgraciadamente se sigue cargando a las empresas, y este remedio de aumentar sus impuestos puede ser más complicado" del problema que se quiere solucionar.
Según Ariztía, el aumento de la carga tributaria en las empresas "sólo generaría menor ahorro, por lo tanto, menos inversión. Es decir, mayor desempleo", precisó.

En su opinión, la rebaja de impuestos a las personas "genera resultados positivos", ya que se iniciarían nuevos negocios y se integrarían otros ejecutivos a la actividad empresarial. Sin embargo, planteó que el gobierno
debe hacer un estudio "más profundo" y buscar otros mecanismos de compensación, como otros impuestos indirectos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores