Greenspan expresa su apoyo al libre comercio

En un testimonio ante el Comité de Finanzas del Senado, el jefe del banco central estadounidense no abordó el tema de las tasas de interés.

04 de Abril de 2001 | 11:08 | Agencias
WASHINGTON.- El presidente de la Junta Federal de la Reserva, Alan Greenspan, dijo el miércoles que Estados Unidos debe resistir los llamados a erigir barreras proteccionistas en su comercio exterior, y declaró que los activistas que protestan contra la globalización "están equivocados".

Greenspan dijo al Congreso que la remoción continuada de las barreras comerciales durante el último medio siglo ha contribuido a la sólida prosperidad de las décadas más recientes.

Esa prosperidad, empero, podría quedar en peligro si se erigen barreras para proteger las industrias nacionales amenazadas por el aumento de las importaciones, añadió el funcionario.

"Estados Unidos ha estado al frente de la apertura de los mercados internacionales que se ha registrado en la posguerra, y que nos ha beneficiado, tanto a nosotros como al resto del mundo", dijo el funcionario. "Sería una gran tragedia que ese proceso se interrumpiese o se echase atrás".

Greenspan declaró ante la Comisión de Finanzas del Senado, al tiempo que los republicanos intentaban recabar apoyo para la campaña del Presidente George W. Bush en favor de la autoridad negociadora que desea para concertar nuevos acuerdos comerciales.

Greenspan, que con frecuencia ha hablado en ocasiones anteriores acerca de los beneficios económicos de la libertad comercial, repitió el miércoles esas opiniones.

No obstante, en el borrador preparado de su discurso no mencionó las actuales condiciones económicas del país ni la caída reciente de los precios de las acciones.

Los inversionistas de Wall Street confían en que la Junta, que ha rebajado ya tres veces las tasas de interés en lo que va de año, vuelva a hacerlo pronto para mejorar las ganancias empresariales del país.

Greenspan dijo que deploraba el hecho de que los partidarios de la libertad de comercio afirman con frecuencia que la reducción de las barreras comerciales aumentaba los puestos de trabajo. El flujo comercial más intenso se debe a que las compañías nacionales mejoran su capacidad competitiva y aumentan su productividad, pero no necesariamente sus nóminas.

"Es esencial indicar que probablemente la mejor medida individual que los países industriales podrían tomar para aliviar el terrible problema de la pobreza en muchos países en desarrollo sería abrir, unilateralmente sus mercados para importar (artículos) de esos países", dijo el funcionario.

"Esos países necesitan más globalización, no menos", añadió.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores