SNA: Chile debe renegociar acuerdo con el Mercosur

Asimismo, la Sociedad Nacional de Agricultura solicitará al Gobierno adicionalmente trabajar de lleno en las negociaciones para la firma de tratados comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea, donde los productos chilenos son complementarios y no competitivos, como ocurre con Mercosur.

05 de Abril de 2001 | 11:06 | ValorFuturo
SANTIAGO.- La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) solicitará al Gobierno una completa renegociación del acuerdo con el Mercado Común del Sur (Mercosur) y poner al país a trabajar de lleno en las negociaciones con Estados Unidos y la Unión Europea, donde los productos chilenos son complementarios y no competitivos, como ocurre con Mercosur.

La SNA añadió que el momento es propicio para una renegociación, como consecuencia de las medidas adoptadas por el Ministro de Economía argentino, Domingo Cavallo, con cuya aplicación se impiden numerosas exportaciones nacionales a ese mercado.

La decisión surgió a raíz de los resultados negativos que ha tenido para el sector agropecuario la incorporación chilena al Mercosur y de los últimos acontecimientos producidos en la economía de Argentina, uno de los principales socios del grupo.

De acuerdo a la entidad gremial, hay una serie de rubros perjudicados en el agro debido a estas medidas, como las frutas, hortalizas, productos industriales, lácteos y sus derivados. Al mismo tiempo, otros enfrentan problemas, como la carne (cuotas), leche (arancel de 3,7%), aceites (importaciones con cuota y arancel normal, burlando la banda a través de una glosa referida a mezclas de aceites), arroz (preferencia arancelaria) y otros productos de menor importancia.

Intercambio sectorial

En cuanto a las exportaciones, durante los años 1999, 2000 y los tres primeros del 2001, se aprecia un deterioro en el comercio con Mercosur, pues las exportaciones a este bloque disminuyeron, mientras que las importaciones mostraron un gran incremento.

Específicamente, las exportaciones silvoagropecuarias a Mercosur tienen, desde 1993 hasta 1996, una participación levemente superior al 10% dentro del total, situación que comienza a variar en 1997 (primer año de plena vigencia del acuerdo), en que anota el 9,5% y continúan disminuyendo, para llegar a representar sólo el 6,2% durante los tres primeros meses del 2001.

Por su parte, las importaciones, que durante el período 1993 - 1995 fluctuaban en alrededor del 50%, muestran un fuerte incremento en su participación, alcanzando durante el 2000 al 55% del total.

Cuando partió este acuerdo, la balanza agropecuaria de Chile con los países miembros del Mercosur era negativa en US$ 75 millones. Hoy supera los US$ 300 millones.

Fundamentaciones

"Son estas cifras las que la Sociedad Nacional de Agricultura no puede soslayar. Menos aún si se recuerda que, desde un comienzo, la institución se opuso al Mercosur", dijo la entidad, quien agregó que las razones esgrimidas entonces, hoy se confirman:

  • Las economías de los países miembros son asimétricas.
  • Concurren acentuadas diferencias arancelarias.
  • Existe fundado riesgo de devaluación (Brasil ya devaluó en más del 40%.)
  • Hay notorias desigualdades agropecuarias.

    "Todas y cada una de estas aprensiones se han visto ratificadas, por lo que queda claro que hicimos un pésimo acuerdo: concedimos más de lo que obtuvimos", sostuvo la SNA.

    Simultáneamente, dijo que hay que considerar dos hechos muy relevantes: la conducta de Argentina en esta materia y la postura ventajosa en que queda Brasil con un paquete de medidas que sólo afecta a Chile, porque sus productos desplazarán rápidamente a los nuestros en los mercados argentinos.

    A juicio de la SNA se puede afirmar que no tiene una postura seria como miembro de un mercado regional, por las siguientes razones:

  • Porque presentó una acusación contra Chile ante la Organización Mundial del Comercio, por el uso de salvaguardias en contra de los productos afectos a bandas de precios, en circunstancias que ese mecanismo regulador tiene 15 años de vigencia.

  • Hoy tiene en jaque a la ganadería nacional con el problema de la fiebre aftosa, peste que ocultó durante meses, impidiéndonos una adecuada prevención.

  • Aceptó a Chile como socio del Mercosur y de inmediato otorgó beneficios a sus propios agricultores.

  • Su nuevo Ministro de Economía, Domingo Cavallo, presentó un plan económico que atenta contra el espíritu del Mercosur y pone en riesgo las exportaciones chilenas a Argentina.

    "Todo este panorama lleva, inevitablemente, a la conclusión de que Chile debe renegociar el Mercosur y poner toda su capacidad negociadora en la búsqueda de buenos acuerdos con Estados unidos y la Unión Europea", añadió.
  • EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores